santafe
Domingo 22 de Mayo de 2016

La diferencia entre campo y góndola se multiplicó por seis

Es la disparidad registrada en abril entre lo que recibió el productor y lo que pagó el consumidor por 20 productos agrícolas

El precio promedio de los productos agrícolas en abril se multiplicó por 5,9 veces desde que salen del campo hasta que llegan al consumidor, reflejando las distorsiones que se encadenan en los valores de esas elaboraciones en todo el recorrido logístico, según un relevamiento hecho por la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (Came).
 
Ese estudio está hecho en base al Índice de Precios en Origen y Destino (Ipod) que elabora el Área de Economías Regionales de Came para una canasta de 20 alimentos agrícolas. El análisis abarca a la provincia de Santa Fe. En abril, el Ipod aumentó 5,4% frente a marzo, cuando la brecha de precios había sido de 5,6 veces.
 
 
Los productos con mayores brechas en el mes fueron: la manzana roja, con una brecha de 11,7 veces; la pera con una diferencia de 11,21 veces; la naranja (8,17); el arroz (7,78); la calabaza (7,46) y la cebolla con una desproporción de 6,99 veces.
 
En cambio, los productos donde menos se multiplicaron los precios desde que salieron del campo y hasta que llegaron al consumidor, fueron: el pimiento rojo con una desigualdad de solo 2,7 veces; la frutilla (3,1), el tomate (3,37) y el aceite de oliva con un aumento de 3,39 veces.

De los 20 alimentos agrícolas que integran la canasta del Ipod relevados durante la segunda quincena de abril, en 10 aumentó el precio de origen, en 14 aumentó el precio destino y en ocho creció la brecha entre ambos valores.
 
 
Origen versus destino
En abril continuaron mejorando los precios al productor en una amplia cantidad de productos. El aumento más importante ocurrió en la frutilla, por la cual el agricultor recibió 196% más que en marzo por el kilo de su cosecha. Vale señalar que ese incremento responde a la estacionalidad del fruto ya que no es temporada y por lo tanto el costo de manufactura sube y al mismo tiempo, incidieron las intensas lluvias, recordó la Came. Como dato positivo, los precios al consumidor de frutilla solo subieron 16% y eso derivó en que la brecha de precios de origen y destino haya descendido a 3,1 veces desde el 7,92 alcanzado en marzo.
 
Otros productos donde se mejoraron los pagos a los agricultores en abril fueron: 
 
*Pimiento rojo con un alza de 78,9% al productor y un aumento de 35,6% en el precio al consumidor. La disparidad se redujo a 2,7 veces (desde el 3,6 en marzo).
 
*Naranja, por la que el agricultor recibió 59,9% más que en marzo mientras que los valores al público se achicaron 3,2%. Con eso, la brecha bajó a 6,26 veces (desde 10,3 en marzo)
 
*Papa: tuvo una suba promedio, para el productor, de 41,3% y el importe minorista se incrementó 7,3% derivando en una leve reducción de la brecha a 3,63.
 
*Acelga: tuvo una ampliación del 25,7% al productor, que se combinó con una caída de 18,6% en la valía para el consumidor, permitiendo así una disminución de 5,74 veces (el valor más bajo para ese vegetal desde que en agosto 2015 comenzó esta medición). 
Variación de la brecha
 
El Ipod es un indicador elaborado por Came para conocer el recorrido de los precios de los principales productos agropecuarios que se venden en fresco en el mercado interno, desde que salen del campo y hasta que llegan al consumidor.
 
 
Como es sabido, en el recorrido, hasta que llega a la góndola, acontece un conjunto de distorsiones que suelen multiplicar por varias veces el valor de origen de muchos alimentos. Esas deformaciones son muy dispares según producto, región y tipo de comercio. Pero en general, suele estar determinada no solo por los costos de manufactura, almacenamiento o transporte, sino por comportamientos especulativos de muchos actores del mercado.
 
Hay productos que tienen estacionalidades en determinados meses del año y eso altera las mediciones en ciertos meses. Hay otros donde el traslado de una región a otra incrementa sus costos.
 
 
Pero las disparidades de precios en la Argentina supera esos factores detectándose problemas estructurales y comportamientos especulativos que explican por qué lo que paga el consumidor multiplica en tantas veces el costo en el campo del producto. 
 
La evolución que muchas veces tienen los precios se explica por varias causas: altos gastos de fletes y logística, la elevada carga fiscal, abusos de muchos intermediarios y hasta especulaciones y oligopolios en la oferta en el eslabón comercial que generan abultados márgenes, afirma la organización empresaria.

Comentarios