Santa Fe
Lunes 19 de Septiembre de 2016

La docente santafesina que fue criticada por una opinión en las redes sociales, se defendió

Se trata de la abogada María del Valle Basail Buschiazzo. Pidió disculpas pero no consideró justa la postura de la UNL, casa de estudios en donde es titular de una cátedra. "Creo en los derechos humanos de todas las personas", dijo.

María del Valle Basail Buschiazzo es abogada y profesora de la cátedra Derecho Civil V (Familia) de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad Nacional del Litoral (FCJS-UNL). Su nombre tomó trascendencia en los últimos días cuando se conoció una publicación que realizó en su perfil de Facebook, tras un intento de asalto, en la que escribió cosas como "voy a luchar para que estas ratas no tengan derechos". En diálogo con Diario UNO dijo que se arrepiente "de la forma utilizada" y defendió su derecho a opinar en un espacio "privado". Ahora deberá enfrentar un recurso administrativo en la unidad académica.

"La realidad es que por cuarta vez en mi vida y por segunda en el año fui víctima de un asalto. Encima pusieron en riesgo la vida de la única persona que tengo en el mundo, mi mamá", resaltó y relató el hecho tal como lo hizo en la red social (ver captura de pantalla). La docente cuestionó que esa publicación repercutiera en la FCJS. "Lo subió una agrupación política dentro de un grupo de derecho de la facultad. No sé quienes son ni por qué el ensañamiento", dijo.
Embed

Basail resaltó: "No tengo la necesidad de explicar a nadie ni mis valores ni mi moral", pero aclaró que su madre es la persona más importante de su vida, ya que su padre falleció cuando era muy joven, y atribuyó a "la emoción violenta y la angustia" el texto. "Fue un manifiesto en mi red social. Reitero, mi red social", enfatizó.

"No me considero ni la delincuente ni la infractora. Pero si mis alumnos quieren ayudarme, como muchos lo expresaron, pueden decir quién fue la doctora Basail para tanta gente en estos años. Nada más", dijo acongojada.
"Educo hombres y mujeres libres. Libres de pensar lo que quieran y como quieran y de expresarlo"
Opiniones y derechos
"Yo estoy arrepentida de las formas que utilicé, por supuesto. Soy una mujer de derecho. Las expresiones que utilicé no fueron las correctas ni las adecuadas", manifestó y aclaró: "Nosotros vivimos en un país libre. Este es un Estado de derecho, lo que significa que tenemos derecho a expresarnos. Muchísimas personas me han llamado y me dijeron: «Vos sos la voz del pueblo». Yo no me creo ni un Dios, ni Juana de Arco, no enarbolo la bandera de nadie. Pero si comenzamos a callarnos por temor a lo que van a decir los otros es terrible".

Además afirmó: "No estoy arengando, no creo, no confío y no apoyo la caza de brujas, ni matar a nadie. Por supuesto que no quiero la muerte sin que Dios te la mande. Pero, en ese momento, fue una situación de emoción violenta, angustiante, porque me vi en la posibilidad de quedarme sin mi madre".

—Más allá de que se arrepienta de los modos utilizado ¿sigue sosteniendo la esencia del texto sobre la condena a quienes delinquen?
—La Argentina es uno de los países con mayor riqueza jurídica. Mi mensaje es que si aplicamos las leyes como corresponde y algunas cuestiones con más rigurosidad respecto a la sanción, en el país las cosas van a ir mejor. No hay que pensar en la caza de brujas, ni en armarse, ni en la justicia por mano propia. Hay que terminar con la inseguridad como se debe y desde los estamentos que corresponden.

—En una parte de su publicación escribe: "No puedo aceptar un castigo de lujo como casa, comida y dinero cuando van presos".
—Yo siempre a mis alumnos en la facultad les digo que antes de ser abogados somos ciudadanos. Educo hombres y mujeres libres. Libres de pensar lo que quieran y como quieran y de expresarlo. ¿Cómo no voy a expresar lo que siento si ponés cualquier canal televisivo y la mayoría de las personas, hayan sido víctimas o no, te están diciendo lo mismo? Esto ocurre en el encuadre de una situación crítica.
"Son todos calificativos que dije en un estado de enojo. De corazón es así. Me retracto de cualquier adjetivo que pueda ser lesivo de algún interés o persona. Nadie se merece un insulto"
Sobre otras expresiones como "merece todo lo malo que le haya pasado desde chico", "merecen la muerte más lenta y dolorosa posible" o "el que mata debe morir", Basail aclaró: "La delincuencia no es patrimonio de los pobres, hay personas humildes que llegan a ser como un René Favaloro. La delincuencia no reconoce estratos sociales ni apellidos. Cuando dije que merecen todo lo malo que les haya pasado de chicos fue, obviamente, en el plano de que generalmente cuando se da una situación de robo se piensa que son personas que han atravesado una situación equis. Pero es porque tenemos un prejuicio". Y reiteró: "Son todos calificativos que dije en un estado de enojo. De corazón es así. Me retracto de cualquier adjetivo que pueda ser lesivo de algún interés o persona. Nadie se merece un insulto".

—¿Cuál es su postura respecto a los derechos humanos?
—Soy defensora del artículo 18 (de la Constitución Nacional) que dice que todas las personas necesitan ser condenadas pero con un juicio previo, lógicamente. Creo en la Justicia, en la Constitución Nacional, en los derechos que tenemos todas las personas. Pero todas las personas tenemos derechos humanos, todas. O sea, mi mamá, el ciudadano que mataron en Santo Tomé por 10.000 pesos, la señora en Buenos Aires a la que fusilaron por 25.000 pesos. Todos tenemos derechos. (...) Por supuesto que creo en los derechos humanos. Pero, como dije al principio, creo en los derechos humanos de todas las personas. Son personalísimos y podría recitar todos los libros de teoría, pero no tiene sentido porque soy una profesional que hablo para que todos me entiendan. Cuando dije "no me vengan con los derechos humanos" me referí a que, hoy por hoy, como dijo el fiscal Marcelo Romero, hay jueces que siguen convirtiendo en victimarios a las víctimas. Lo que dije, en realidad, es no me vengan a hablar solo de los derechos humanos de los que casi me matan a mí y a mi mamá. No me vengan con los derechos humanos de los delincuentes solamente, también protéjanme a mí. Porque, capaz, el 8 de septiembre estaba velando a mi mamá. No se lo deseo a nadie.

—¿Qué opinión le merece que la FCJS vaya a iniciar un recurso administrativo sobre lo ocurrido?
—Yo estuve asesorándome con colegas constitucionalistas. Hay fallos de la Corte Suprema de la Nación que marcan que el Facebook tiene el mismo rango que una misiva privada. Es absolutamente vejatorio y violatorio de mi persona el que hayan entrado a mi Facebook, aunque el escrito haya sido abierto al público. No me parece justo (el recurso administrativo), sí me parece procedente emitir las disculpas del caso, y las hago de corazón a través del diario, a todos aquellos que se sintieron ofendidos de alguna manera. Pero no me parece justo (...) creo que se justifican todas las palabras que hubiese podido esbozar (en ese momento), fueron pensamientos no salí a matar a nadie.
publicacion


"Se es docente de la UNL todo el tiempo"
Cuando la publicación se viralizó en Facebook, desde la página La Antirrepresiva Santa Fe, estaba acompañada de una aclaración que marcaba que la autora es docente de la FCJS-UNL y capacitadora de la Defensoría del Pueblo de Santa Fe. En ese sentido, el organismo provincial emitió este lunes un comunicado aclarando que María del Valle Basail "no tiene relación laboral ninguna con la institución" y que solo brindó, junto a otros docentes de la misma casa de altos de estudios, "algunas charlas" en 2015.

Por otro lado, el decano de la FCJS, Javier Aga, explicó a Diario UNO que se tomó la decisión de iniciar un recurso administrativo a la docente para que el Consejo Superior defina si corresponde o no revisar su continuidad en la casa de altos estudios.

En el comunicado que emitió esa facultad se "repudian enérgicamente los dichos de la docente María del Valle Basail en redes sociales. Los mismos expresan un desconocimiento absoluto del valor de la persona humana, constituyendo un agravio contra toda la ciudadanía. Dichas expresiones son contrarias a los derechos consagrados en la Constitución Nacional y a la dignidad del ser humano, resultando impropios de una profesional del Derecho y docente".

Consultado sobre si corresponde juzgar a una docente por los dichos expresados fuera del ámbito universitario, Javier Aga aclaró: "Entendemos que se es docente de la UNL todo el tiempo, no solo durante una clase o un horario laboral".

De todas maneras remarcó que será el Consejo –integrado por representantes de todos los estamentos de la unidad académica– el que decidirá si el caso debe ser evaluado y, en tal caso, si corresponde alguna sanción.

Por último, se refirió en términos similares a los del comunicado emitido: "Reiteramos nuestro repudio, sin perjuicio de las responsabilidades estatutarias que por juicio académico le pudieren imputar y solicitamos la retractación pública de sus expresiones".

Comentarios