mundo
Lunes 27 de Julio de 2015

La empresa china que ensambla una casa en tres horas

Utilizan seis módulos hechos con impresoras 3D para levantar una casa de dos pisos

No es extraño comprar un departamento  o una casa antes de su construcción, viendo únicamente unos planos o un inmueble piloto. Aunque tiene riesgos, esta clase de operación permite adquirir viviendas nuevas a precios accesibles. Sin embargo, es posible que esta práctica deje de ser necesaria en un futuro no muy lejano. En China ya existe una empresa capaz de construir un chalé en menos de tres horasutilizando seis módulos fabricados con impresoras 3D.
Descubrimos este espectacular avance leyendo el blog InHabitat. La compañía que ha demostrado que la impresión 3D puede aplicarse al negocio inmobiliario se llama ZhuoDa; y ha ofrecido las pruebas en Xian, capital de la provincia china de Shaanxi. En un tiempo récord, ensamblando piezas como si de un juego de construcción se tratase, los expertos de la empresa pueden levantar de la nada un chalet de dos pisos. Por supuesto, una vivienda cómoda, segura y a prueba de incendios y terremotos.
La empresa ha llevado a cabo una demostración de su potencial ante una pequeña audiencia. Se ha permitido al público explorar el interior de la vivienda milagrosa, pero no se ha desvelado el material con que están fabricados los módulos que la forman. Ése es el secreto mejor guardado por ZhuoDa. Lo único que la firma ha dado a conocer es que este material se produce a partir de residuos agrícolas e industriales, que es resistente al agua y el fuego y que está libre de sustancias tóxicas.
Ahorro en tiempo y costos
El ahorro en tiempo y costos es sencillamente impresionante. Según explica un directivo de la empresa, no sólo el ensamblaje se completa a gran velocidad. Desde que los módulos empiezan a fabricarse hasta que la vivienda está en pie transcurren aproximadamente diez días. El 90% del proceso se lleva a cabo en una factoría; y en cuanto las piezas están listas, sólo queda enviarlas a su destino y encajarlas. El precio de producción de cada metro cuadrado está en torno a los 400 euros.
Las paredes son decoradas al gusto del cliente para simular distintos materiales, como madera, granito o mármol. Estos edificios disponen de una amplia gama de opciones de personalización para que no se perciba ninguna diferencia respecto a las viviendas tradicionales. Los fabricantes aseguran que el tiempo de vida útil de estos inmuebles es superior a los 150 años; así que si te animás, ya lo sabes: en tan sólo unas horas podrías tener preparada la casa de tus sueños.

Comentarios