santafe
Domingo 28 de Febrero de 2016

La escuela San Lorenzo sueña con dar clases en mejores condiciones

Esta institución, ubicada en el corazón del barrio del mismo nombre, puso en marcha una campaña para recolectar ventiladores y aires para ocho salones. Se reciben en calle Entre Ríos 3936. 

En calle Entre Ríos 3936 de barrio San Lorenzo, se encuentra la Escuela Técnica Nº 2028 San Lorenzo, un establecimiento que ofrece capacitación en oficios a personas de todas las edades y, además, brinda espacios de apoyo para quienes desean completar el nivel primario o secundario. Para el inicio del ciclo lectivo 2016, pusieron en marcha una campaña solidaria de recolección de aires acondicionados y ventiladores, preferentemente en buen estado o que requieran poco arreglo. El objetivo es poder dar clases en mejores condiciones teniendo en cuenta las altas temperaturas que soporta la ciudad en la época estival. Los interesados en colaborar con esta causa se pueden acercar a la institución de 8.30 a 18.30 o llamar al teléfono al 4582816.
“La idea es que estén en buenas condiciones o que necesiten poco arreglo para poder hacerlo en el taller de la escuela. Es para los distintos salones que son muy calurosos e implican mucha actividad de tipo taller”, fundamentó Hilda Cardozo, directora de la escuela, el fin que persigue esta iniciativa. La escuela San Lorenzo es pública de gestión privada, y tiene una cuota mensual de 50 pesos y “apenas alcanza para pagar algunos servicios”, agregó.
Durante estos días, los profesores y los alumnos estuvieron acondicionando los salones. Ellos mismos compraron la pintura y los materiales para arreglar. El propósito es mejorar las condiciones donde se dictan los distintos talleres. “Con la cuota que cobramos nos quedan muy pocos fondos después de pagar los servicios. El año pasado se hizo un almuerzo para recaudar fondos y con eso compramos algunos dispensers para que haya agua fresca en algunos salones, sobre todo en el anexo donde no hay heladera; y otros materiales que son necesarios para seguir dando los talleres”, agregó la directora a Diario UNO.
En total son ocho los salones que necesitan acondicionarse para dictar clases en mejores condiciones. “Hay otros sectores pero los que más necesitan son estos. Después tenemos un taller de computación que tiene techo de chapa y le da el sol toda la mañana por lo que es muy caluroso, por eso en ese lugar nos interesa mucho que haya un aire acondicionado”, manifestó Cardozo.
Ante la consulta sobre si recibieron alguna ayuda de la Nación o la provincia, Cardozo explicó: “Ya hicimos gestiones a los organismos nacionales y provinciales pero les pedimos para otras cuestiones que también son importantes. Por ejemplo compramos dos dispensers y uno nos lo proveyó el Estado; hicimos arreglos en las rejas, en el servicio de agua y en la reparación de tanques, porque la escuela tiene muchos problemas edilicios, propios del barrio y que repercuten en la escuela. El gran gasto que tenemos todos los meses es el gas porque es envasado y tenemos talleres como de peluquería y de cocina que demandan y se gastan muchos tubos y por eso se nos va rápidamente el dinero que juntamos de la cuota”, agregó la directora.
Con el apoyo de todos
Las clases comienzan el 7 de marzo y hoy son aproximadamente 150 los inscriptos. “Es una escuela de oficios por eso van chicos que están haciendo el secundario, otros que están estudiando el terciario, adultos que apenas están alfabetizados, entre otros. Si bien las inscripciones están en marcha, en los primeros días del inicio de clases siempre se eleva la inscripción porque ahora tenemos 150, pero es muy probable que lleguemos a cerca de los 200 en los primeros días”, recordó Hilda Cardozo.
En la escuela San Lorenzo se dictan talleres de peluquería; auxiliar de cocina, y cocinero y repostero; gestión en informática; manualidades; pintura con distintos materiales y soportes; modelado de cerámica artesanal; reparador electricista; carpintería y herrería. “Los chicos traen los materiales para hacer los trabajos que después se llevan a sus casas, el resto se los provee la escuela como máquinas, electrodos, clavos, cola, entre otros”, contó.
Los alumnos en promedio tienen entre 16 y 24 años, pero hay chicos de 13 años en adelante y se les otorga certificado de capacitación emitido por el Instituto Nacional de Educación Tecnológica (Inet). Para finalizar, la directora expresó: “Se hace un esfuerzo grande de parte de los profesores para que el edificio esté en condiciones. El establecimiento se mantiene gracias a ellos y a los alumnos que lo cuidan mucho, pero es viejo, se rompen a menudo las instalaciones eléctricas pero sobre todo lo relacionado con los desagües y sanitarios porque es un lugar que se inundó y es el mayor problema que tiene al estar en un barrio con pozos negros”.
Una escuela que cumplió 50 años en San Lorenzo
A mediados de la década del 50, y con el dragado del río Salado efectuado con objeto de construir el terraplén Irigoyen, se rellenó la zona de cavas en el sur de la ciudad. Ese es, según marcaron desde la escuela, el surgimiento de un caserío sin nombre. Coincidentemente en esas fechas son nombrados los sacerdotes Atilio Espinosa y Edelmiro Gasparotto como párrocos de San Antonio de Padua y de Nuestra Señora de la Merced, respectivamente. 
Espinosa, contagiado del espíritu eclesial de la época, lleno de preocupación por los pobres, decide tomar a su cargo la evangelización de ese barrio incipiente junto con el padre Gasparotto. Ambos buscaron alguna institución o figura querida por el barrio y hallaron un club de fútbol, el Club San Lorenzo, así es que deciden buscar la imagen del santo homónimo y la encuentran en la capilla del colegio Nuestra Señora de Adoratrices, es una imagen en madera traída desde España y que le es donada al padre Espinosa. 
Según marcan los registros y relatos de aquella época, los sacerdotes crearon una capilla en un rancho sobre un pequeño terreno cedido por la familia Pallero y solicitaron a la Municipalidad que denomine San Lorenzo al entonces naciente barrio. Allí instalan un taller de zapatería. Pero ese era solo el inicio. El 16 de marzo de 1965, el director del entonces Consejo General de Educación Privada de la provincia, Omar Jazmín, autoriza la creación de la Escuela Técnica Particular San Lorenzo.
 

Comentarios