Colón
Miércoles 28 de Septiembre de 2016

La historia de la manta corta

Colón reafirmó en San Juan, a pesar de que le llegaron, su eficacia en defensa y completó cuatro partidos sin goles en contra. El punto flaco son las escasas chances creadas y otro partido que se fue sin gritos a favor

Cuando Paolo Montero les pidió un esfuerzo a los dirigentes de Colón para poder tener dos opciones por puesto, la intención del entrenador fue contar con la materia prima para ejecutar su línea prevista.

Como se expresó este miércoles, ese andamiaje de atrás para adelante tiene buenos réditos en una faceta, aunque en la más importante empieza a defeccionar y se le notan falencia profundas.
Embed

Está claro por lo visto en los 360' iniciales que le cuesta mucho al equipo entrar en sintonía ofensiva. Que fue de mayor a menor desde Aldosivi a San Martín de San Juan a la hora de generar acciones de riesgo. Y que a pesar de que el pasado lunes fue el partido donde más le llegaron, apareció Broun, los defensores y las impericias del rival que se conjugaron para que nuevamente mantenga su valla invicta.

El sello de Montero

Si hay que repasar el corto paso del entrenador por el fútbol argentino se nota que sus equipos recibieron goles en pocos partidos. En el ciclo al frente de Boca Unidos, los correntinos no recibieron tantos en nueve de los 15 partidos que estuvo.

Acá el inicio es inmejorable, apenas con Iberbia por Clemente Rodríguez desde el estreno. Pero hasta esa inoportuna lesión lo dejó afuera a Carranza, que supuestamente llegó para ser titular y ahora deberá esperar su oportunidad ante el buen presente de Fatura Broun. En el fútbol de hoy el primer defensor es el delantero, los volantes también colaboran, pero la última línea se lleva los aprobados en el comienzo de la temporada.
Embed

La escasez se profundiza

En Mar del Plata, los sabaleros hirieron en los momentos justos y se trajeron los tres puntos. A Ismael Blanco (90'), el DT lo acompañó con Diego Lagos (21'). Ambos anotaron las dos conquistas.
En el Florencio Sola, el Sungui completó el partido, Cachete Acuña ingresó a los 13' del complemento y Tomás Sandoval lo hizo faltando 3' por Ledesma. Siempre con un esquema que consideró positivo, el estratega charrúa tuvo a Blanco como referente de área (Sandoval lo reemplazó en el descuento) y lo juntó con el voluntarioso Nicolás Silva. Después, el peruano Diego Mayora ingresó a los 28' de la segunda mitad. Lo más reciente es un solitario Blanco aguantando pelotazos e inconexo a la hora de recibir el balón, si bien Silva se movió por todo el frente, a la hora de llegar al arco rival se desdibujó. A ambos intentaron rodearlo con Cachete Acuña a 15' del epílogo (reemplazó al ex-Boca Unidos). No se trata de juntar delanteros, pues si Colón tuviera más protagonismo de los encargados de llegar al área rival tal vez no se hablaría de esto.

El tema está en que Silva hace un recorrido largo y muchas veces no tiene con quién descargar; Bernardi y Ledesma amagan con arrancar pero no lo hacen y Torres hasta aquí no convenció. Por eso el equipo todavía no creció en su volumen ofensivo

Comentarios