El país
Martes 25 de Octubre de 2016

La Iglesia abre los archivos de la dictadura militar

El Vaticano y la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) anunciaron que se concluyó con el "proceso de organización y digitalización" de sus archivos sobre la dictadura y que próximamente se abrirán a la consulta de las "víctimas y familiares directos de los desaparecidos".

La Conferencia Episcopal Argentina (CEA) y la Santa Sede destacaron hoy en un comunicado de prensa conjunto que terminó el proceso de organización y digitalización del material de archivo del período de la dictadura militar (1976-1983), conservado en los archivos de Episcopado argentino, la Secretaría de Estado de la Santa Sede y de la Nunciatura Apostólica en Buenos Aires.
Monseñor José María Arancedo, presidente de la CEA y Arzobispo de Santa Fe, celebró esta mañana la decisión del Papa Francisco de divulgar más de 3.000 documentos secretos de la Iglesia católico durante la última dictadura cívico militar. "La verdad es un camino a la justicia y a la vez a la reconciliación", sostuvo Arancedo.
Antes de la conferencia, a través de un comunicado conjunto, el Vaticano y la CEA anunciaron que se concluyó con el "proceso de organización y digitalización" de los archivos sobre la dictadura y que próximamente se abrirán a la consulta de las "víctimas y familiares directos de los desaparecidos".
Asimismo, precisaron que ese proceso de organización y digitalización se llevó a cabo "en conformidad con las decisiones e indicaciones del Santo Padre" y que también "supone la continuación de un trabajo ya iniciado años atrás por la Conferencia Episcopal Argentina".
Según explicaron, "de acuerdo con un protocolo que se establecerá próximamente, podrán acceder a la consulta de los documentos referidos las víctimas y familiares directos de los desaparecidos y detenidos y, en el caso de religiosos o eclesiásticos, también sus superiores mayores".
La CEA y la Santa Sede subrayaron que "este trabajo se ha desarrollado teniendo como premisa el servicio a la verdad, a la justicia y a la paz, continuando con el diálogo abierto a la cultura del encuentro en el pueblo argentino".
El comunicado conjunto concluye diciendo que "el Santo Padre y el Episcopado argentino encomiendan la Patria a la protección misericordiosa de Nuestra Señora de Luján, confiados en la intercesión del querido San José Gabriel del Rosario Brochero".

Comentarios