A un click
Jueves 26 de Mayo de 2016

La imagen sexy de YouTube que esconde un terrible secreto

La mujer que protagoniza la foto viral, ahora no le importa que la vean desnuda.

Es probable que, a primera vista, no hayas notado nada extraño en la fotografía que precede a estas líneas. Sin embargo, para Meagan Barnard (la estadounidense de 24 años que posa en esta imagen) resultaría imposible no fijarse en ello. Y es que, durante más de dos décadas se ha sentido acomplejada por ese "algo" y ha tratado de esconderlo de todo el mundo. Al menos hasta ahora, pues al día de hoy todo YouTube sabe gracias a un vídeo (que no ha tardado en hacerse viral) qué le sucede... y se alegra de que haya tenido valor para revelarlo. 
Barnard padecede una rara enfermedad llamada linfedema. Esta, tal y como se puede ver en el clip de YouTube, hace que su pierna derecha se hinche por la acumulación de entre dos y tres litros de líquido diarios. De hecho, nuestra protagonista sufre grandes dolores y se ve obligada a utilizar vendas compresivas y una máquina que extrae el agua de esta extremidad. Hasta hace poco, esta dolencia hacía que prefiriese ocultarse, pero hace aproximadamente un año se convirtió en un ejemplo para todos aquellos que con su misma enfermedad.
YouTube aplaude
En palabras de esta modelo, su calvario comenzó a los 15 años, cuando los médicos le dijeron que -por causas que desconocían- su pierna se hinchaba tres veces más de lo normal. "Creí que no podría hacer nada, que estaba condenada. Llegaba todos los días del colegio llorando, preguntándome por qué tenía que tocarme a mi", explica la afectada en el vídeo de YouTube. Aquello, según afirma, era casi como una maldición. Y no mejoró cuando se supo en el colegio, pues se rieron de ella por las grandes vendas que debía ponerse.
Como cabía esperar, nuestra protagonista empezó entonces a esconder su enfermedad bajo pantalones anchos. "Lloraba todo el tiempo. Todos los días. Habría preferido morir a tener linfedema. Llegué a escribir una carta de suicidio a mi padre diciéndole que iba a acabar con todo", completa. Evitaba ponerse traje de baño y procuraba que nadie fuera de su familia viese su pierna. Sin embargo, hace algunos meses decidió posar ante la cámara para tratar de concienciar al mundo de la gravedad de esta dolencia y, además, lograr que la operación que la cura deje de ser privada.
Ahora afirma haberse quitado un peso de encima y, según explica en este clip subido a YouTube, se siente mucho mejor consigo misma. "Muchas personas me han pedido que pose más. Y muchas personas que también padecen linfedema han contactado conmigo para hacerlo. Si ayuda a gente, si crea conciencia, estaría encantada de seguir haciéndolo", señala. Sus amigos y familiares no dan crédito, pues es la primera vez que la ven ponerse falda o practicar natación frente a tanta gente.

Comentarios