Santa Fe
Sábado 12 de Noviembre de 2016

La industria avícola no levanta y hay preocupación en el sector

Estiman que Argentina venderá al exterior este año apenas la mitad de todo lo exportado en 2015. Aseguran que ese es el principal inconveniente, seguido por la caída en el consumo interno y la suba en los costos

"Con suerte, este año llegaremos a la mitad de lo exportado durante todo el año pasado", afirmó el presidente de la Cámara Avícola Santafesina, Alejandro Coianiz. El referente del sector definió como "comprometida" la actual situación. Según el informe de la Unión Industrial publicado la semana pasada, la faena de aves en Santa Fe observó en la medición acumulada a julio de 2016 una caída interanual cercana al 8,1%.
Los empresarios vinculados a la actividad reconocen esta caída pero advierten que el principal inconveniente se concentra en el derrumbamiento del mercado exportador. Para los industriales, este año se exportará la mitad del total de 2015.
Esto se combina con la situación que atraviesa el mercado interno. Para Coianiz, la caída en el consumo en el país es cercana al 10 por ciento. Señala que la suba en los servicios (energía), el costo laboral, la alta carga impositiva y el bajo valor del producto, cuyo precio puede ser regulado por las importaciones, provocan una baja rentabilidad.
En diálogo con Diario UNO, Alejandro Coianiz manifestó: "Si vamos directamente a la situación del sector, estamos bastante comprometidos. La verdad que todos los factores nos están jugando en contra".
El empresario considera que una parte de los problemas se podrían resolver "con un incentivo a la exportación", cuestión que el mismo Coianiz no observa en un corto tiempo. "No somos competitivos. Estamos en un 50 por ciento de lo que se exportó el año pasado, con suerte este año llegamos a la mitad", apuntó.
Según informó, durante el 2015 se llegó a exportar aproximadamente el 20 por ciento de la producción total del país. "Este año, con esfuerzo llegaremos a exportar un 10 por ciento de la producción total. Ese sobrante de mercadería está volcado al mercado interno", aseguró.
"Falta de competitividad, somos caros para el mundo", afirmó Coianiz respecto a las dificultades que encuentra el sector para exportar, y agregó: "Por más eficiencia que vos puedas llegar a tener, existe un montón de variables que no manejamos los empresarios y que nos tiran para arriba los costos".
Hace unos años, la provincia de Santa representaba el 5% de la producción total del país. Ahora, se ubica en el 4%. Según el presidente de la cámara, el crecimiento industrial de otras provincias provocó esta retracción en la producción santafesina. Actualmente, más de un 50 por ciento de la producción del país se concentra en Entre Ríos y aproximadamente un 40 por ciento en Buenos Aires.
Por otro lado, hizo referencia a los costos de producción y expresó: "Los costos internos se nos fueron para arriba, como por ejemplo la energía. Con respecto a la mano de obra estamos dos veces y medio por encima de lo que paga América latina (medido en dólares) y por las retenciones tenemos que pagar muchísimo más por la materia prima".
Con respecto al mercado interno, el referente de la industria avícola sostuvo que el mismo se encuentra "planchado" y señaló: "Yo creo que Santa Fe está arriba del 10 por ciento. Eso es lo que nos advierten también los supermercadistas y lo que nos comentan los clientes. Las importaciones están monitoreadas, algo está ingresando, pero no es el problema más importante. Porque nosotros tenemos un precio extremadamente bajo en la producción".
Sobre las importaciones planteó que las mismas no son un problema por los volúmenes que ingresan y explicó: "La importación es por trozado de pollo y no son grandes volúmenes. Sucede que al entrar barato te baja el precio del mercado interno. Tenemos que acomodar los precios para que no nos siga entrando mercadería".
"Además, estamos con una carga impositiva del 40 por ciento, terriblemente alta. Por más que vos puedas mejorar tu producción, esa no es la solución porque ya tenemos un mercado saturado y no tenemos dónde meter la mercadería", aseguró.
A pesar de la descripción planteada, Coianiz no quiso plantear un panorama trágico, que pueda incluir el cierre de empresas, aunque reconoció: "En dificultades estamos todos, estamos tomando créditos y estirando algunos compromisos, pero en una situación bastante insostenible. Estamos complicados y gastando reservas desde hace un tiempo".

Gestiones por reuniones
Las cámaras nacionales que representan a la industria avícola realizan gestiones con el gobierno nacional para encontrarle solución a los planteos. Sin embargo, desde la entidad santafesina no son optimistas respecto al arribo de medidas paliativas desde el Estado nacional. En tanto, los gobiernos de Entre Ríos y Buenos Aires (las dos provincias más importantes en la materia) mantienen reuniones con las industrias frigoríficas.

Santa Fe: la faena bovina cayó un 7%
La faena bovina en la provincia mostró en los primeros nueve meses un retroceso interanual estimado en 7%. A nivel nacional, la faena estuvo en un 6,8% por debajo en relación al período enero-septiembre del año anterior. La producción de carne bovina durante este año alcanzó un volumen de 1,94 millones de toneladas res con hueso, un 5,9% menos que el registro de igual período de 2015. El consumo interno de carne vacuna a septiembre de 2016 se ubicó 8,2% por debajo respecto del año anterior. A septiembre de 2016, las exportaciones de carne crecieron en volumen 8,7% interanual.

Comentarios