Santa Fe
Lunes 06 de Febrero de 2017

La industria santafesina cerró el año pasado con una caída de 4,4%

De acuerdo al último informe de la Unión Industrial, la capacidad ociosa del sector fue la más alta de los últimos años. Destacan igualmente una desaceleración en la baja de la actividad

De acuerdo al último informe del Centro de Estudios del Comportamiento Industrial (CECI), perteneciente a la Unión Industrial de Santa Fe (UISF), la producción industrial en la región centro y norte de la provincia registró una caída interanual de 3,1% en el cuarto trimestre de 2016. En tanto, en la medición anual, el año pasado finalizó con una reducción de 4,4% en el nivel de actividad, en relación a 2015, dato que confirma según el propio informe que "desde 2014 y hasta el presente la industria enfrenta una coyuntura desfavorable que se fundamenta en el debilitado mercado interno y en menores exportaciones".

En esa línea, si bien se destaca una desaceleración en la baja de los niveles de actividad respecto de trimestres anteriores, el estudio afirma que "durante 2016 la industria observó los mayores niveles de capacidad ociosa de los últimos años".

En diálogo con Diario UNO, el presidente de la UISF, Javier Martín, manifestó que "el informe del cuarto trimestre confirma una caída de la actividad industrial que ya desde 2014 arroja resultados negativos".
Embed

"Aparentemente, se estaría dando una inflexión. Por lo menos, la caída fue menor a los trimestres anteriores, con lo cual esperemos que se revierta esa tendencia, pero cerramos el año en la región con una baja de 4,4%", reflejó.

En cuanto a las actividades que arrojaron los resultados negativos más alarmantes, Martín señaló que las producciones bovina, láctea y aviar, "fueron las más golpeadas". En tanto, respecto de las industrias con resultados positivos, sostuvo que el complejo sojero, biodiésel, maquinaria agrícola y productos químicos vinculados con el agro, fueron los sectores más favorecidos.

"Después en general la metalúrgica estuvo abajo también, pero sucede que la subrama de implementos agrícolas creció", indicó.

Respecto de las expectativas de los empresarios en relación al empleo, dijo que la mayoría espera que por el momento no se produzca un aumento significativo de la mano de obra, y que durante el último trimestre se redujo el número de horas extras en las industrias, un factor estrechamente ligado al nivel de actividad, y relacionado a la demanda interna que se resintió aún más durante 2016.

"Eso también se ve en el nivel de capacidad ociosa que está en uno de los niveles históricos más bajos, y eso marca también que la demanda está muy afectada. Estamos hablando de un 35% de capacidad ociosa", graficó.
Embed

Reactivación del consumo
Consultado acerca de la expectativa general para 2017, indicó que la industria espera que se pueda reactivar el mercado interno, pero que "preocupan mucho los aumentos en los servicios, porque van en el sentido contrario".

"Realmente resienten inmediatamente el consumo. El gobierno está anunciando que este año se va a reactivar la obra pública, esperemos que eso traiga buenos resultados, pero por lo pronto no vemos una reactivación importante en los meses de enero y febrero, y si se produce va a ser gradual con un aumento de un 2 o 3% con relación al año pasado, que fue bajo", planteó.

En ese sentido, estimó que de producirse una mejora, será en el segundo o tercer trimestre, pero que "habrá que ver cómo pegan en la demanda los aumentos de tarifas".

"Hay que ver también cómo impactan los aumentos en paritarias. Es muy temprano para arrojar números, y la mayor parte de los economistas están estimando un aumento en la actividad por la obra pública, y porque es un año de elecciones, pero vamos a verlo, porque hasta ahora son todas proyecciones", finalizó.

Algunas conclusiones del informe
Según se explica en el resumen ejecutivo del Informe de Actividad Industrial Regional, "la utilización de la capacidad instalada en la industria de la región alcanzó en el último trimestre de 2016 al 65,9% de los recursos", registrando así uno los "mayores niveles de capacidad ociosa de los últimos años".

A su vez, "durante 2016 la industria enfrentó incrementos de costos de producción del orden del 36,8% interanual", mientras que "los ingresos por ventas se ubicaron en el último tramo de 2016 solamente en un nivel 26,3% superior respecto al año anterior, claramente por debajo de la pauta observada por el precio del producto y el costo de producción".
Embed

En relación al nivel de producción esperado en los próximos seis meses, una de cada tres empresas percibe leves mejoras de su actividad, mientras que otro 37% no aguarda grandes alteraciones, y el 30% de las firmas del panel aprecia nuevas caídas de demanda.
En cuanto a los datos positivos, se destaca que el complejo oleaginoso lideró las inversiones industriales alcanzando en 2016 un procesamiento de 38,5 millones de toneladas de semillas de soja, un volumen de producción máximo histórico ubicado 8,8%; y que la producción de biodiésel de soja trepó en Santa Fe a 1,99 millones de toneladas, un registro 68,7% superior en relación a igual período del año anterior. En Santa Fe se generó en ese lapso el 79,4% de la producción nacional.

Comentarios