Unión
Lunes 07 de Noviembre de 2016

La lluvia pasó el partido de Unión para este martes a las 21

La tormenta que se desató este lunes por la tarde en Tucumán hizo imposible la disputa del partido que debían sostener Atlético y Unión, en el cierre de la 9ª jornada. Si el tiempo lo permite, el encuentro se disputará este martes a partir de las 21, en el estadio José Fierro del Decano

El interinato de Juan Pablo Pumpido no arrancó de la mejor manera. Ni por su culpa y mucho menos por un resultado adverso. Pero aquellos que esperaban la participación de este Unión bajo su comando deberán esperar hasta la noche del martes por la tormenta que impidió anoche disputar el partido en Tucumán.

A pesar de que los pronósticos no eran alentadores, desde temprano los hinchas de Atlético empezaron a copar el Monumental José Fierro. La excusa era el cotejo ante Unión, pero el verdadero sentido de la presencia era festejar el fallo favorable de la Asociación del Fútbol Argentino que le dará la posibilidad el año entrante de jugar la Copa Libertadores.

Y como parte de las órdenes que recibieron del cuerpo técnico que encabeza Juan Manuel Azconzábal, al promediar la tarde los auxiliares del conjunto tucumano se encargaron de regar la cancha, en un claro signo de que esa situación podría favorecer al dueño de casa.

Pero esa agua que empezó a exparcirse fue un combo letal con la tormenta que se hizo presente en el Jardín de la República.
Embed

Con los dos equipos en el estadio, el árbitro Nicolás Lamolina poco después de las 20 realizó el primer reconocimiento del campo de juego. Si bien faltaba un tiempo prudencial, el juez y sus colaboradores eran optimistas en poder desarrollar el cotejo pautado para las 21.15 que debía cerrar el 9º capítulo del certamen de Primera División.

Sobre llovido, mojado
En su afán de poder retirar el agua acumulada en diversos sectores, fundamentalmente en las áreas y casi toda la mitad de la cancha, el espectáculo comenzó a ser poco menos que risueño: un par de personas con simples escurridores buscaron infructuosamente desagotar el terreno y lo que terminaron haciendo es extender a casi todo el campo una capa que hacía imposible prever con jugar un partido de fútbol.

Al acercarse el horario estipulado, las puertas de ambos camarines se abrían y cerraban permanentemente. El presidente local Mario Leito seguía con su optimismo y le pedía a la gente que se acerque al estadio. Por su parte, los directivos de Unión, con el presidente Luis Spahn a la cabeza, empezaban a percibir que las condiciones no eran apropiadas para disputar el duelo.

Unión siempre fue respetuoso de la decisión del árbitro, a sabiendas del largo viaje que realizó, el hecho de instalarse desde el domingo en Tucumán y con lo que acarreaba permanecer un día más en el Jardín de la República.

Tal vez el atenuante para ambos equipos de que se viene la doble fecha de Eliminatorias y no tienen ningún partido a la brevedad, les permite, independientemente de tener que cambiar las rutinas de trabajo, someterse a esta decisión cuando la naturaleza juega una mala pasada.

Decisión oficial
Cuando la televisación oficial abrió su emisión, era casi un secreto a voces que el encuentro estaba suspendido. Luego de las notas de rigor de los encargados de estar en la zona de bancos, el propio Nicolás Lamolina ratificó públicamente la suspensión del partido para este martes. Minutos después, el propio presidente de Atlético Tucumán confirmó que el partido se jugará a partir de las 21. En un principio, el pronóstico del tiempo no es favorable para esa parte del país, incluso con probabilidad de lluvias hasta el próximo jueves. Ambos planteles abandaron el estadio y tendrán un par horas más para planificar este encuentro. Unión viajó sin misterios de acuerdo a lo que expresó el estratega interino Juan Pablo Pumpido. Por su parte, el Vasco Azconzábal cambió respecto a lo que muchos suponían y metió cambios en varias líneas. Veremos si este martes los ratifica.

Comentarios