Educación
Lunes 10 de Octubre de 2016

La marea feminista inundó las calles con sus reclamos

Multitudinaria. En el segundo día del XXXI Encuentro Nacional de Mujeres se realizó la marcha por Rosario. El aborto legal fue la consigna más escuchada. Hubo heridos por un enfrentamiento en la Catedral

Cientos de consignas, cantos, tetas, pelucas, carteles, grafitis y puños en alto fueron las notas de color de una marcha que modificó Rosario durante casi cuatro horas. Las mujeres de todo el país –y de algunos limítrofes- recorrieron las calles reclamando aborto legal, educación sexual, libertad y acciones concretas contra la trata de personas y todo tipo de violencia machista. Hubo algunos momentos tensos frente a la catedral, que estaba amurallada con paneles negros y con un grupo de varones rezando; y donde el cruce entre algunas facciones feministas y la policía dejó como saldo 30 heridos.

Más de 70.000 mujeres recorrieron las principales avenidas del centro rosarino encolumnadas detrás de la bandera del XXXI Encuentro Nacional de Mujeres (ENM), aunque con una gran cantidad de consignas y emblemas partidarios, y se detuvieron frente a instituciones centrales –como Tribunales, Ansés, la Municipalidad y la catedral- para reclamar respuestas reales a los problemas que afectan a las mujeres.
Ni una menos, aborto legal y basta de trata fueron las consignas más repetidas en las 40 cuadras que, según estimaciones municipales, tenía la manifestación. Históricamente la Marcha es uno de los eventos más importantes de la ENM y por eso la expectativa de la comisión organizadora y de toda la comunidad estaba puesta en cómo se iba a desarrollar.
Embed

Minutos antes de que se iniciara el recorrido, Ana Clara Borsani, integrante de la comisión, explicó a Diario UNO: "Haber acordado el recorrido de la marcha es para nosotras un triunfo muy importante porque nos contiene a todas y pasa cerca de la catedral. Es una institución que hace siglos que nos oprime a las mujeres y como integrantes de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito nos parece importante pasar por ahí a reclamar, como ocurre en todos los Encuentros".
El recorrido definido por la organización comenzó en la plaza San Martín y pasó por las principales avenidas céntricas hasta desembocar en el Monumento a la Bandera donde, cerca de las 22, comenzó la Peña con espectáculos artísticos.

Tensión en la catedral
Desde el comienzo del recorrido, minutos después de las 18, los rosarinos que no participaban del ENM se prepararon para observar y, en muchos casos, acompañar a las manifestantes. Hubo muchos inconvenientes en el tránsito porque los organismos oficiales no realizaron un operativo apropiado para desviar a los automovilistas ni a los colectivos y las manifestantes los trataban de organizar a medida que avanzaban.
Los bares, restoranes y demás negocios que suelen estar abiertos un domingo por la tarde (víspera de feriado) mantuvieron su rutina habitual, ni siquiera movieron las mesas ubicadas sobre la vereda. En esos lugares y desde muchos balcones, los vecinos miraron impactados el despliegue feminista. De todas maneras, algunas agrupaciones realizaron pintadas en las paredes de una iglesia ubicada sobre Pellegrini, en Tribunales y en algunas empresas de capitales extranjeros.

La comisión organizadora de ENM 2016 fue la que encabezó el recorrido y marcó gran parte de su ritmo. Como estaba previsto se detuvieron frente a Tribunales, Ansés y otras oficinas públicas de la provincia y la Nación. Cuando se llegó la plaza 25 de Mayo, ya había un numeroso grupo de personas ubicada frente a la Catedral. En tanto la sede religiosa estaba rodeada por unos paneles negros y había un grupo de 20 varones abrazados rezando.
Embed

Oscar, uno de ellos, contó a Diario UNO: "Soy un ciudadano. Vine a defender la casa. Si alguno se desborda hay que tratar de calmarlo. Esto fue espontáneo, hace rato que pasé y me quedé". En un principio junto a ellos había una camioneta de los Bomberos Zapadores que estaba en el lugar de manera preventiva.

Si bien quienes encabezaban la marcha sólo pararon unos minutos en la esquina de Santa Fe y Buenos Aires para hacer escuchar los cantos -"Alerta, alerta, alerta que caminan las mujeres del encuentro por las calles rosarinas" y "Qué momento, qué momento, a pesar de todo les hicimos el encuentro"- y luego siguieron hasta el Monumento a la Bandera –a unos 200 metros-; algunas agrupaciones que participaban de la marcha se acercaron hasta el grupo que rezaba y comenzó a insultarlo y a cantarle consignas sobre la Iglesia.

"Iglesia, basura, vos sos la dictadura" y "Yo sabía, yo sabía, a los violadores los cuida la policía" fueron los cantos más escuchados. Algunas activistas que estaban con el torso desnudo se acercaban al lugar y realizaron pintadas en la calle. A medida que la columna principal avanzaba, se iban sumando más manifestantes y llegaron más agentes policiales. Hubo un momento tenso cuando los agentes se colocaron frente a la catedral y los manifestantes –en esa instancia se sumaron muchos varones- tiraron los paneles negros. La policía reprimió y hubo alrededor de 30 heridos.
MarchaMujeres2
Tensión. La que se vivió frente a la Catedral y derivó en incidentes.
Tensión. La que se vivió frente a la Catedral y derivó en incidentes.

Balance positivo

Más allá de episodios puntuales y que no involucraron ni siquiera a un porcentaje significativo de las más de 70.000 mujeres que están participando del XXXI ENM, la Marcha fue un éxito por su masividad y fervor. Se escucharon consignas claras en las que se reclamó declarar la emergencia en materia de violencia de género y generar políticas de protección para las mujeres frente a todos los tipos de machismo, en especial la trata y los femicidios.

Además, el evento fue el cierre de los talleres que se desarrollaron desde el sábado a la tarde y cuyas conclusiones se leerán este lunes en el acto final al mediodía en el Monumento a la Bandera. Allí, también, se elegirá la sede para el ENM 2017.

Comentarios