santafe
Sábado 15 de Agosto de 2015

La mirada del Enress sobre lo que rodea a los socavones de la ciudad de Santa Fe

Entrevista a Oscar Pintos. Para el responsable del ente existe infraestructura muy antigua y se debe planificar el crecimiento urbano y de servicios de manera conjunta entre Assa y el municipio 

Los santafesinos recordarán el 2015 por muchas cosas, una de ellas serán los dos socavones que se produjeron en una de las principales y más características arterias de la ciudad. Si a los hundimientos sobre Bulevar, se le suma la aparición de viviendas rajadas en Dorrego al 3300, la preocupación por saber qué es lo que está pasando por debajo del asfalto, y cuál es el estado de la red de aguas y de cloacas, crece.
 
Durante la semana, los cuerpos legislativos local y provincial se hicieron eco de esta situación y pidieron información. En este marco, Diario UNO consultó al titular del Ente Regulador de Servicios Sanitarios, Oscar Pintos, sobre lo que está sucediendo. El responsable del organismo resaltó que existe una red de infraestructura muy antigua, y que se advirtió sobre la necesidad de inversiones, y acerca de planificar el crecimiento urbanístico y de servicios de manera conjunta entre las empresas, los municipios, y los gobiernos provinciales. 
LEER MÁS: Socavón: comercios ubicados en Bulevar y Urquiza disminuyeron sus ventas en un 50%
 
—Hay preocupación del intendente, del Concejo y de la Legislatura por los socavones. ¿Qué es lo que observa el Enress?
—Afirma algunos aspectos que veníamos sosteniendo desde el organismo desde hace algunos años, y es que existe una infraestructura que ya tiene sus años, y que en algunos sectores puede estar en situación de prácticamente ya quedar inhabilitada para el servicio. Entonces, es necesario hacer un relevamiento y yo creo que Assa lo tiene en algunas partes, no en todas. Porque acá se ha dado una cuestión que planteamos también, un desarrollo inmobiliario muy marcado con una infraestructura que tiene sus años y que no se ha modificado. Eso hace que se generen dos problemas, en las áreas centrales, estos socavones y situaciones que se están planteando por el aumento de la densidad poblacional. Pero a la vez existe otro problema que es ver cómo se logra extender el servicio hasta los límites de la ciudad. 
 
—¿Cómo se solucionan esos problemas?
—Acá hay varias cosas, porque no es Assa el único actor, hay varios y uno de ellos es la Municipalidad. Los gobiernos municipales, a través de sus Concejos, son los que deciden las modificaciones de los códigos urbanos, y las áreas de densificación, o sea la zonificación que permite construir de tal o cual manera en determinada zona. Eso por un lado, pero después está la empresa, o las empresas Assa, la EPE, Litoral Gas que son de servicios que tienen que dar una factibilidad ante cualquier emprendimiento inmobiliario. 
 
—¿La autorización de estas construcciones está generando un colapso?
—No sé si un colapso, pero lo que hay es un deterioro, es decir estos accidentes que estamos teniendo, se dan como consecuencia de una infraestructura bastante deteriorada en un suelo, que es bastante arenoso y tiene dificultades de estabilidad. Ese también es otro elemento a tener en cuenta. No obstante, lo que hace falta es que se actúe coordinadamente. Lo que propusimos un tiempo atrás es que los distintos actores se involucren en el desarrollo urbano de la ciudad. En el caso particular de Assa, le estamos exigiendo que realicen estudios preventivos en las áreas críticas para evitar justamente estos accidentes, y que en el caso en el que tuvieran que autorizar alguna urbanización o modificaciones sean lo suficientemente estrictos para que esa autorización no perjudique o desmejore el servicio de los demás usuarios. 
LEER MÁS: Por los socavones en la ciudad, el Concejo pidió reunirse con autoridades de Aguas Santafesinas
 
—¿Hubo falta de inversión para prevenir lo que está pasando?
—Si no hubiera habido un boom inmobiliario, seguramente la infraestructura hubiera podido durar más tiempo. Lo que ocurre es que hubo un aceleramiento de los tiempos de construcción, y una mayor densificación en determinadas áreas, y esto hizo que una estructura empiece a colapsar, o empiece a tener síntomas de colapso con anticipación. Esto también lo hemos planteado y se han hecho obras de renovación y rehabilitación, pero muy pocas. Nosotros le reclamamos a la empresa y creo que le han presentado un plan de inversiones trienal a la autoridad de aplicación para poder planificar las renovaciones. Porque hoy por hoy, hay problemas de agua en algunos sectores, pero también hay problema de infraestructura en el servicio de cloacas, y ahí es donde hay que combinar las inversiones. 
 
—¿Para usted falta coordinación entre los distintos actores?
—Más que un reproche, es una propuesta para que se vaya mejorando. El problema es que nos encontramos con una serie de factores: infraestructura vieja, incremento poblacional en áreas centrales que complica, por ejemplo en el caso de las cloacas o extensión de viviendas en áreas lejanas a las plantas potabilizadoras. Ahí tenemos tres problemas, y encima están las roturas o inconvenientes, y la baja presión. Eso se da como consecuencia de que tiene que haber una coordinación entre las autoridades municipales y las empresas de servicio, inclusive con la presencia del gobierno provincial. Acá tiene que haber una planificación, porque las obras que son muy grandes también tienen que tener el apoyo del gobierno provincial. Tiene que haber acuerdo entre los actores de hasta dónde favorecer desarrollos sin hacer inversiones de capital en las obras de infraestructura. 


                                                 Foto: Manuel Testi - Uno Santa Fe
 
—¿Hace cuanto que viene proponiendo esto el Enress? 
—Hace años, y recuerdo que en Rosario con el famoso boom inmobiliario se manifestó que esto provocaba la fuerte disminución de la presión en los barrios que estaban al sur y oeste de la ciudad. Esto mereció que le dijéramos a la empresa que antes de autorizar un nuevo emprendimiento inmobiliario en las áreas centrales, se verificara el servicio de los que ya estaban conectados.
 
—Al diagnóstico de la situación en la ciudad, ¿cuando lo pidieron? 
—Lo hemos pedido con anterioridad a que se produzca el socavón de Urquiza y Bulevar. Lo pedimos también porque veíamos, en el invierno sobre todo, problemas de obstrucciones cloacales. Este es un tema que atenta directamente contra el servicio, y puntualmente con los usuarios. Recordemos que el Enress vincula su actividad regulatoria con la empresa en donde hay afectaciones del servicio, esto de alguna manera, indirectamente afecta el servicio. Esto que estamos proponiendo excede a nuestra responsabilidad, pero creemos que hay otros actores que sí tienen que tomar parte en esta coordinación de acciones para que tanto Santa Fe, o cualquier ciudad pueda tener un desarrollo sustentable sin que se ponga en peligro por el desarrollo inmobiliario sin la planificación adecuada. Esta es una buena oportunidad, porque hay que definir esto como una nueva modalidad de trabajo, y de acciones coordinadas.
Coqui Toum / jorge.toum@uno.com.ar
 

Comentarios