santafe
Domingo 01 de Mayo de 2016

La Municipalidad aumentó el boleto de colectivos, pero todavía no se aplica

Los usuarios verán el aumento en los próximos días, cuando el sistema nacional sea modificado. El incremento en el servicio de transporte urbano de pasajeros alcanza el 36%. 

A partir de hoy rigen en la ciudad de Santa Fe un aumento del 36% en las tarifas del transporte público de pasajeros; pero todavía los empresarios no lo pudieron aplicar. 
Según explicaron desde la Municipalidad, el nuevo costo del boleto está vigente, pero su cobro depende de una actualización del sistema nacional de la tarjeta Sube que será aplicado en el transcurso de las próximas horas o días. Asimismo, los empresarios locales decidieron no modificar los precios en las máquinas de monedas, en tanto no se aplique el aumento en todas las tarifas.  
"El retraso en la aplicación del aumento surge porque cuando se aplica una nueva tarifa hay que informarlo al sistema nacional de la Sube y esto lleva una demora burocrática que nosotros no manejamos. Nosotros aplicamos el aumento, pero es una cuestión de sistema y esperamos que tarde lo menos posible", indicó Lucas Fernández, gerente de la empresa Autobuses Santa Fe que ya maneja las líneas de colectivos 4, 8, 14 y controla a la Empresa Recreo SRL, que posee las líneas 5, 10, 11, 13, 16 y 18 de la ciudad de Santa Fe.
Además explicó que en "el sistema propio", que se utiliza para el cobro de boleto en monedas o el frecuente - con tarjeta-  el aumento lo aplicarán "al momento que se active el de la Sube". "No podemos tener dos tarifas diferentes con un mismo servicio", sostuvo.  
En tanto, desde Ersa, la empresa que tiene la concesión de las líneas 1, 2, 3, 9 y 15 en la ciudad, confirmaron que los aumentos serán aplicados a partir de las cero horas del próximo lunes 9 de mayo, en todos sus sistemas.   
Aumento
El viernes de la semana pasada, el municipio informó que el boleto frecuente –es decir, con tarjeta– pasará a costar $7,65, mientras que la tarifa con monedas será de $8,50.
Mientras tanto, el boleto centro costará $5,90; el escolar $3,40; el estudiantil (terciario-universitario) $5,10, y la tarifa seguro $1,70.
En cambio, para los beneficiarios de las franquicias existentes a través de la Sube –que representan el 25 por ciento de los usuarios del sistema de transporte público en la capital provincial–, el incremento será de 9 centavos: pasará a costar $3,45, es decir un 2,6 por ciento más que en la actualidad.
El secretario general del municipio, Carlos Pereira, aseguró que “el costo del boleto en Santa Fe se mantendrá entre los más económicos del país”, ya que el incremento dispuesto no incluye los mayores costos del gasoil ni la paritaria acordada para los choferes, que serán absorbidos por la Nación.
“El martes pasado hubo una reunión que encabezó el presidente Mauricio Macri y que contó con la participación del intendente José Corral, donde se anunció un refuerzo en el esquema de subsidios. Es una decisión política de fuerte contenido federal, que busca comenzar a equiparar tarifas de Buenos Aires y del interior”, explicó el funcionario local. A nivel nacional se anunció que no iba a descontar subsidios, sino que por el contrario, reforzarlos, con el objeto de absorber parte de los mayores costos del sistema. 
La inflación registró un impacto importante en el rubro automotor. “Son cosas que se habían disparado mucho, nosotros estábamos redondeando que entre las paritarias y el resto de los costos el incremento iba en torno a un 60 por ciento”, sostuvo Pereira sin dejar de mencionar los incrementos que registraron los costos en los últimos diez meses, cuando se actualizó la tarifa.
“Afortunadamente todo este incremento de costos gracias a los subsidios no va a ser trasladado a la tarifa y vamos a estar en torno a un incremento del 36 por ciento”, remarcó el secretario general del municipio.

Más beneficios con la Sube
Cabe subrayar que, además, se resolvió un incremento de las franquicias existentes a través de la Sube, que pasó de un descuento otorgado del 40 por ciento al 55 por ciento, por lo que quienes poseen la tarjeta y son beneficiarios como jubilados, planes sociales, Progresar, la Asignación Universal por Hijo o servicio doméstico registrado, tendrán solo un aumento de 9 centavos, es decir del 2,6 por ciento.
De esta manera, un 25 por ciento de usuarios del transporte público tendrán un incremento mínimo. El secretario general destacó que “son muy pocas ciudades del país las que gozan de este beneficio, y el caso de Santa Fe se debe a que fue una de las primeras localidades en gestionar la implementación”, a la que todavía no han accedido por ejemplo ciudades como Rosario o Córdoba.
Finalmente, el funcionario resaltó que con esta actualización tarifaria, la ciudad se va a mantener entre las localidades del interior con boleto más bajo del país: en Córdoba por ejemplo está en 9,10 y aún falta aplicar un aumento en los próximos días; mientras que Neuquén ya tiene una tarifa de 9,90 pesos, por citar solo dos casos.


 

Comentarios