mundo
Miércoles 22 de Abril de 2015

La niña que era obligada a tener relaciones con 30 hombres por día

Karla fue obligada a prostituirse desde que tenía 12 años. Ahora, con 22, recuerda el calvario que le supuso ser violada por 43.000 hombres.

A sus 22 años, Karla (un pseudónimo, pues no quiere revelar su verdadero nombre), cuenta ahora con desesperación la situación que vivió a los 12 . Y es que, fue entonces cuando esta mexicana fue raptada por un chico de 21 años y  obligada a prostituirse con más de 43.000 hombres. Una situación que sólo terminó cuando escapó 48 meses después de que la violaran por primera vez. Así lo afirmó la chica en una entrevista a la versión digital del diario sudamericano "Central", el cual ha dado a conocer esta triste historia.
El sufrimiento de Karla comenzó cuando, con apenas 12 años, un chico de 21 la convenció para escapar con él con falsas perspectivas de amor. Aquel noviazgo hizo que la pequeña dejase su casa en Distrito Federal (México) para vivir un romance fugaz.
Sin embargo, lo que el sujeto quería realmente era raptarla para una red de trata de mujeres ubicada en las regiones de Puebla y Tlaxcala. En la segunda ciudad, de hecho, vivió varios meses en una habitación de hotel donde fue obligada a prostituirse bajo amenazas.
Concretamente, la pequeña debía mantener relaciones sexuales con un mínimo de 30 hombres al día para que el proxeneta no se pusiese violento. Cada cliente pagaba un total de 100 pesos ($60 argentinos), dinero que se quedaban en su totalidad aquellos que la obligaban a prostituirse.
Desgraciadamente, allí Karla también descubrió como niñas de 8 y 10 años eran sometidas a operaciones de cirugía estéticacon las que les eran aumentados los senos antes de empezar a "hacer la calle".
"Mucha gente cree que muchas de las chicas están ahí por gusto. Y no es así. A veces nos tapamos los ojos y nada más tenemos la venda. No nos fijamos de todo lo que pasa cuando vemos a una chica simplemente por usar falda y tacones", determina la protagonista al diario Latinoamericano. Aquella situación hizo que se quedase embarazada en dos ocasiones, en las cuales tuvo que abortar por orden de sus jefes. A su vez, tuvo que soportar las violaciones de un grupo de agentes de la policía que, en lugar de salvarla, fueron "invitados" a sus servicios.
Por suerte, a los 16 años Karla logró escapar con la ayuda de un cliente que, tras conocerla, pagaba todos los días para hablar con ella. "Era una persona que solamente pagaba para platicar conmigo. Me convenció de que podía ser más que un objeto sexual para los hombres y también para las mujeres", determina la joven al diario.
Ahora, 6 años después de vivir aquel calvario, esta chica se dedica a viajar por el mundo contando su historia con el objetivo de que no vuelva a repetirse. Siempre en palabras de "Central", ya ha visitado al Papa, a la reina Rania de Jordania, y a otros tantos personajes públicos.
Fuente: ABC.es

Comentarios