Santa Fe
Jueves 10 de Noviembre de 2016

La prevención, eje para evitar que se propague el dengue

Desde el Ministerio de Salud se aboca a la capacitación del personal en el diagnóstico de las enfermedades transmitidas por el Aedes aegypti. Recomiendan trabajar fuertemente en materia de orden ambiental.

Con la vista puesta en mitigar los efectos que pueda llegar a producir el mosquito Aedes aegyti en la transmisión de dengue, zika y chikungunya, desde el Ministerio de Salud de la provincia se han puesto todos los esfuerzos en dos aspectos centrales: capacitación y prevención.
El primer paso ya se empezó a dar y los equipos de salud de los nodos de Reconquista y Rafaela fueron capacitados, atentos a las temperaturas que se registran en el norte de la provincia. Se están terminando con los equipos que corresponden al Nodo Santa Fe y ya se inició en lo que refiere a Rosario y Venado Tuerto.
La directora de Promoción y Prevención de la Salud de la provincia, Andrea Uboldi, sostuvo que el objetivo que se han planteado desde la cartera de Salud es trabajar para lograr disminuir el número de casos al máximo posible. Al mismo tiempo, hizo hincapié en la necesidad de mejorar la calidad de atención de los pacientes, dado que las complicaciones, la internación y los casos de muerte que se den están vinculados con el acceso a la red de salud y la rápida identificación de la enfermedad de la que se trate.
Al momento de realizar un balance sobre lo que fue la campaña del año pasado, Uboldi puso el acento en el trabajo de concientización que se llevó a cabo y en el rápido análisis de los índices larvarios que se dieron, los cuales facilitan la posibilidad de contar con el cuadro de un determinado lugar.
"Lo que uno tiene que tener en claro es que la provincia no venía teniendo dengue y como consecuencia de fenómenos tanto climáticos como ambientales, empezó a ingresar", explicó la consultada, quien agregó que la mayoría de la población es susceptible, es decir que carece de anticuerpos para dengue, por lo cual es imprescindible llevar adelante acciones de bloqueo.
"El balance el año pasado fue bueno porque todo el país tuvo un impacto grande con casi 42 mil casos registrados en el país. Nosotros tuvimos estos 2.000 y sobre todo hubo muy poca internación y ningún fallecido", manifestó la directora de Promoción y Prevención en relación a los 11 muertos que hubo a nivel país.

Limpieza
Por otra parte, Uboldi puso el acento al hecho de que para el mosquito transmisor del dengue el principal reservorio son los domicilios particulares. Por lo que recalcó la necesidad de trabajar fuertemente con municipios y comunas en el orden ambiental.
A nivel doméstico, aludió a las medidas básicas: "Eliminar recipientes pequeños o grandes que acumulen agua; poner boca abajo baldes, planteras y todo material en desuso que acumule agua; tapar botellas vacías, descacharrar y eliminar objetos inservibles, entre otras".
Al respecto, la directora explicó que "los mosquitos ponen los huevos en recipientes con poca agua y eclosionan con el calor. Incluso sus huevos sobreviven de un verano a otro por más que no tengan agua o humedad. La limpieza y eliminación deben ser estrictas".
Finalmente, Uboldi señaló que se denomina descacharrado a la acción de "eliminar cuanto cacharro o depósito de agua haya en los patios de las casas y en su interior, con el fin de reducir al mínimo los posibles criaderos de mosquitos y de terminar con los huevos que pudieron haber quedado depositados en esos recipientes. Esta acción implica lograr un patio limpio e incluye un manejo adecuado de los recipientes que van a contener agua, como eliminar aquellos en desuso", concluyó.

Recomendaciones
Desde la cartera de Salud reiteraron las recomendaciones que deben tomarse en materia doméstica para prevenir la propagación del mosquito. En ese sentido, destacaron la necesidad de mantener los recipientes vacíos, boca abajo y antes de volver a usarlos deben ser cepillados, para desprender los posibles huevos (planteras, bebederos y baldes, entre otros).
En tanto aquellos que contengan agua deben estar herméticamente tapados. Los objetos que puedan contener agua y no se utilizan deben ser reubicados, dejando el patio limpio de posibles criaderos.


Comentarios