Santa Fe
Miércoles 15 de Junio de 2016

La provincia calificó para tomar deuda, pero el proyecto está frenado

El Ejecutivo necesita los 1.000 millones de dólares para impulsar obra pública. Los senadores quieren garantías para aprobarlo

La semana pasada el Ejecutivo provincial envió a tres ministros a dialogar con los senadores del oficialismo y del justicialismo –que tiene la mayoría en la Cámara alta– para destrabar el proyecto para tomar deuda por 1.000 millones de dólares. La iniciativa ya tiene media sanción de Diputados y el gobierno provincial quiere lograr la sanción definitiva lo más rápido posible para aprovechar el viento a favor que aseguran que tiene el país, y la provincia en particular, en los mercados internacionales. Incluso este miércoles difundió que consiguió las mejores calificaciones que podía tener un Estado subnacional en la Argentina.

El ministro de Gobierno, Pablo Farías, incluso se animó a hablar de plazos y pidió que se apruebe antes de que termine junio. Los argumentos fueron que en julio los mercados de Europa y Estados Unidos ingresan en el receso de verano y si no se consigue la sanción definitiva rápidamente se deberá esperar hasta agosto o septiembre para emitir bonos. El temor de los funcionarios es que cambien las condiciones de mercado y deje de ser ventajoso tomar deuda que, prometieron, estará destinada en su totalidad a la realización de obras en todos los departamentos de la provincia.

Los escollos a sortear

Luego de reunirse con Farías y los ministros de Economía, Gonzalo Saglione; y de Infraestructura y Transporte, José Garibay, los senadores justicialistas valoraron como positivo el encuentro pero aclararon que faltaban pulir algunas cuestiones.

Por un lado, plantearon que en el anexo del proyecto de ley que contiene el listado de obras que se harían con los 1.000 millones de dólares faltan trabajos que los senadores de algunos departamentos consideran fundamentales. Además, no están claros los plazos de ejecución. Eso fue planteado por los legisladores con absoluta claridad la semana pasada.
Por otro lado, los senadores quieren encontrar la forma de garantizarse que la provincia terminará ejecutando las obras prometidas y que no están firmando un cheque en blanco. Una de las alternativas que barajan es desdoblar el endeudamiento. De esa manera, el Poder Legislativo limitaría la discreción con la que el Ejecutivo decidiría cuándo y qué obras realizar. Si no se cumple con lo prometido en la primera etapa, no se aprobaría un segundo endeudamiento.

El problema es que eso implica modificar el proyecto de ley y que el debate vuelva a la Cámara de Diputados, por donde ingresó la iniciativa y lo que le otorga a los presididos por Antonio Bonfatti tener la última palabra. Por eso, los senadores buscan la manera de destrabar el asunto.
Este miércoles al mediodía se volvió a reunir el bloque del PJ para avanzar en estas cuestiones. Pero por diferentes situaciones faltaron tres senadores a la cita y el acuerdo que tienen es que el bloque no tomará ninguna decisión si no es con el consenso de sus 11 integrantes. Hoy por la mañana volverán a encontrarse y dependerá del éxito de las reuniones y de los acuerdos políticos si hoy se trata el tema en el Senado o si habrá que esperar al menos una semana más.

Comentarios