Santa Fe
Lunes 09 de Enero de 2017

La Provincia dice que el escenario es "desolador" y que seguirá lloviendo

Estiman que los tambos afectados son 869 y que la pérdida por cultivos llegaría a 764 millones de dólares. Funcionarios advierten que lluvias similares podrían presentarse en lo que resta del mes de enero.

"La situación es desoladora", afirmó el ministro de la Producción, Luis Contigiani, al referirse a la situación que atraviesan, por segunda vez en menos de un año, los tamberos afectados por las intensas lluvias.
Los pronósticos no ayudan demasiado. Funcionarios provinciales advierten que, luego de una reunión con referentes del Instituto Nacional del Agua, las precipitaciones intensas y focalizadas podrían darse durante todo el mes de enero. El lado positivo es que, a diferencia del año pasado, los ríos se encuentran bajos, mas allá de la crecida que registra el río Salado producto de las precipitaciones que aportaron agua a toda su cuenca.
Desde el Gobierno aseguran que la cuenca láctea vuelve a ser la más perjudicada. Hasta el momento son 869 los tambos afectados de los 3500 que posee la región. Estiman que se están perdiendo por día cerca de un millón y medio de litros. Si se tiene en cuenta que el tiempo de afectación mínimo sería un mes, pronostican que se perderán 45 millones de litros, que representados en pesos serían alrededor de $ 256 millones.
Las estimaciones de pérdidas al día de la fecha para los cultivos son aun más preocupantes. Según el titular de la cartera productiva provincial, son 938 mil las hectáreas perjudicadas por el fenómeno (entre los cultivos se destacan soja de primera, de segunda, girasol y maíz). El dato es preliminar, ya que las condiciones climáticas podrían expandir el área afectada o hasta reducir el impacto en el caso de que las condiciones mejoren. En tal sentido,valúan pérdidas millonarias cercanas a los 764 millones de dólares.
El ministro Contigiani volvió a insistir, como lo hizo en la emergencia pasada, en un "plan de salvataje" provincial y federal para el sector lechero, área que define como la más estropeada.
No perdió la oportunidad el funcionario provincial para recordarle al gobierno nacional que estas pérdidas se suman al daño que dejó la emergencia 2016, cercana a los 2500 millones de dólares. En conferencia de prensa, manifestó: "Nosotros hemos recibido del Gobierno Nacional desde abril del año pasado a la fecha 55 millones de pesos. Si yo tengo que cuantificar la emergencia 2016 y sumar la de 2017 estamos ante cifras cercanas a los 3 mil millones de dólares. Insisto, de abril a la fecha recibimos 55 millones de pesos".
Ayer, el gobierno de Santa Fe convocó a la Junta Provincial de Protección Civil para evaluar el estado de situación tras las intensas lluvias. El encuentro fue presidido por el ministro de Gobierno, Pablo Farías, quien comentó: "Para el mes de enero se espera que sigan repitiéndose episodios hídricos. El Ingeniero Carlos Paoli (director del Centro Regional Litoral del Instituto Nacional del Agua) nos decía que seguiremos teniendo escenarios de lluvia. Con la característica de fuerte concurrencia en poco tiempo y en lugares localizados. No hay zonas en la provincia que estén exentas. Estos episodios podrán repetirse y darse en el transcurso del mes de enero".
En el mismo sentido se expresó Marcos Escajadillo, director de Protección Civil de Santa Fe: "Los pronósticos indican que durante toda la semana y el mes vamos a estar en estas condiciones y con napas freáticas altas que impermeabilizan el suelo".
La afectación es importante y excede la cuestión productiva, ya que el fenómeno afectó a los cascos urbanos de algunas localidades. "Se ha dispuesto el traslado de equipos de bombeo a diferentes zonas de la provincia. Se han alquilado grupos electrógenos y a través del ministerio de infraestructura se acerca el equipamiento de maquinaria pesada", sostuvo.
Además, informó que desde el Ministerio de Salud se realiza un relevamiento epidemiológico y preventivo de enfermedades que suelen aparecer tras inundaciones.
El ministro de la Producción, Contigiani dijo que desde la Provincia se trabaja en un "plan de contención" para proteger a los tamberos y que elevarán a la Nación una propuesta. El funcionario volvió a insistir con que la administración nacional tome conciencia de la coyuntura y reclamó por fondos federales que Santa Fe no recibe. "La dirigencia institucional y política de Santa Fe se debe reunir ante una situación difícil y especialmente reclamar algunos fondos federales que esta provincia merece tener a esta altura de las circunstancias", finalizó.

Comentarios