Cristina Fernández
Jueves 30 de Junio de 2016

La Provincia espera con una cauta expectativa lo que resta del año

Panorama. El ministro de Gobierno se mostró moderado, pero señaló que hay elementos para pensar que la economía repuntará. En tanto desde la construcción, y desde el sector exportador también prevén una mejoría

El segundo semestre, sobre el que el gobierno de Mauricio Macri generó expectativas de mejoría económica, llegó. Comienza este viernes los últimos seis meses del año, y si bien la fecha en sí no modifica el contexto, sirve para hacer un balance de lo que dejó el primer tramo de 2016 para distintos sectores, y también saber qué esperar respecto de la última parte del año.
En esa dirección, consultado por Diario UNO el ministro de Gobierno y Reforma del Estado, Pablo Farías señaló que "la expectativa de la provincia es que el segundo semestre sea mejor que el primero".
"Sabemos que hay algunas cifras que preocupan, algunos indicadores que no están bien. Nos preocupa mantener los niveles de empleo, de la actividad económica, y de generación de riqueza en general. En eso vamos a estar muy cerca, como lo hemos estado en este primer semestre", expresó. Al respecto, Farías recordó que además de "alguna circunstancia problemática de la economía nacional", Santa Fe debió afrontar el efecto muy negativo de la crisis hídrica en los sectores productivos y en las arcas provinciales.
Sin embargo, con mesura se mostró esperanzado en que la situación mejore hacia el final del año.
"Tenemos esa expectativa, creo que hay elementos para pensar que las cosas pueden mejorar, pero somos cautos también a la hora de hacer pronósticos", reflejó.

Para el Comercio Exterior

Consultado respecto de los primeros seis meses, Daniel Oblán, presidente de la Cámara de Comercio Exterior de Santa Fe sostuvo que era previsible que el acomodamiento de la economía generara cierta incertidumbre, ya que las variables económicas se modificaron considerablemente, pero que era fundamental que eso sucediera.
"Salir del cepo a un tipo de cambio libre cambió las condiciones y los términos del comercio exterior se empezaron a modificar, pero necesitamos que se sigan actualizando algunas cosas para empezar a recuperar el crecimiento de las exportaciones", indicó.
Oblán subrayó que el comercio exterior es algo fundamental para el país respecto del ingreso de divisas, y criticó las políticas que se llevaron a cabo en los últimos tres años donde "las exportaciones cayeron fuertemente".
"Ni hablar de lo que pasó el año pasado que entre exportaciones e importaciones perdimos 3.000 millones de dólares", enfatizó.
En ese sentido, para el empresario hoy las variables de la economía están más claras y el proceso de recuperación está empezando, aunque admitió, va a ser lento.
"En lo particular soy muy optimista en el sentido de que cuando el empresario empieza a ver condiciones favorables, y cierta seguridad, la reacción es extraordinaria. Así pasó con la salida de la convertibilidad. Estimo que ahora se puede dar un fenómeno similar de recuperación y de crecimiento", auguró.

Recuperación de la construcción

Roberto Pilatti, presidente de la Cámara Argentina de la Construcción delegación Santa Fe, manifestó que a nivel nacional los primeros seis meses fueron muy duros para el sector por la paralización de obras públicas que se produjo incluso unos meses antes de la finalización del mandato de Cristina Fernández y que trajo aparejada la pérdida de cerca de 50 mil puestos de trabajo.
Reflejó además que la actual administración se tomó estos meses para estudiar cada una de las obras en particular antes de "abrir el grifo", y que "recién ahora se está retomando la actividad con el relanzamiento de las obras" y futura edificación en Santa Fe de 2.000 viviendas de planes nacionales.
En tanto, a nivel provincial, al no haber prácticamente obras nacionales en ejecución, la construcción no atravesó los mismos inconvenientes.
"Había algunos problemas con los plazos de pago. Nos demoraban un poco, pero sabíamos que cobrábamos. Sin embargo, ahora se revirtió la situación y estamos cobrando según los pliegos a 60 días. Por lo tanto, en la provincia no hubo pérdida de puestos de trabajo", comentó y agregó: "Ahora han comenzado las licitaciones en Vialidad Provincial para obras de bacheo que están en el orden de los 2.000 millones de pesos".

Sobre las importaciones en la provincia

Durante la semana, el gobernador Miguel Lifschitz cuestionó la apertura de las importaciones dispuesta por el gobierno nacional, por su impacto en la industria de la provincia. Consultado por Diario UNO, el ministro de Gobierno y Reforma del Estado, Pablo Farías reiteró la preocupación del mandatario y habló puntualmente sobre el efecto que la llegada de productos extranjeros está teniendo en algunos de los sectores productivos.
"La línea blanca es una que ya ha tenido algún efecto negativo que se ve, sobre todo en el cinturón del Gran Rosario. Pero bueno, más allá de eso tenemos que ir siguiendo de cerca la evolución, y esperamos que no se produzcan mayores problemas y que la producción local no sufra un efecto negativo que agregue algún problema en lo laboral, o en lo productivo", manifestó.
Por su parte, desde la Cámara de Comercio Exterior, Daniel Oblán estimó que "al eliminarse los mecanismos de control que tenía el gobierno anterior pueden pasar todas estas cosas".
Sin embargo, sostuvo que actualmente el tipo de cambio ya no es el mismo, y "por lo tanto la importación no va a ser tan masiva como se puede pensar".
"Ya no se paga ocho pesos, sino 15 pesos para importar un producto, y la realidad es que el mercado tampoco está demandante. Puede haber casos puntuales de determinados productos o países que puedan hacer una invasión a precios subsidiados o irreales, y en eso hay que estar atentos, y el gobierno tiene mucho que hacer en el control para evitar que ingresen. Pero, en términos generales, por esto que acabo de señalar no hay señales de avalancha", finalizó.


Comentarios