Santa Fe
Domingo 28 de Agosto de 2016

La provincia quiere evitar los "clubes de la obra pública" y cambia las licitaciones

En el nuevo esquema se bajarán los pliegos de internet y las empresas presentarán sus ofertas al momento de hacerse públicas. Así se reducirían las posibilidades de acuerdos entre las firmas participantes

La provincia quiere evitar los "clubes de la obra pública", y para eso ideó un nuevo sistema de licitación que entrará en vigencia en los próximos días. La idea del Ejecutivo es que el pliego se baje directamente de internet y que el oferente presente su propuesta en el momento de la apertura de sobres. En los pasillos de Casa de Gobierno especulan que de esa manera se van a reducir las posibilidades de especulación empresarial.

Esta modificación se va a hacer a través de un decreto del gobernador Miguel Lifschitz que aún está siendo analizado por las áreas jurídicas de la gobernación y que será publicado en los próximos días.

Los cambios van a regir para unas 180 empresas, que son las que forman parte del Registro de Licitadores del Ministerio de Obras Públicas y Vivienda del Gobierno de Santa Fe.
Embed

En diálogo con Diario UNO, el ministro de Infraestructura y Transporte de la provincia, José Garibay, explicó: "No tenemos fecha, pero dentro de poco vamos a implementar un esquema donde los pliegos no se van a vender si no que se van a bajar de internet. De esa manera, no se va a tener previamente el dato de las empresas que se van a presentar".

Al ser consultado sobre qué es lo que se está buscando con este nuevo esquema, Garibay fue concreto: "Más transparencia. Queremos evitar lo que a veces se llaman «los clubes», que son acuerdos entre empresas. Si una empresa sabe que es la única que compró el pliego, no tiene techo; si son dos las empresas que compraron el pliego, puede llegar a haber un acuerdo. Son medidas que generan mayor garantía de competencia".

En la actualidad es más fácil que una empresa pueda saber cuántos pliegos se compraron para realizar una obra. Ahora lo que se busca es que al dificultarse esos acuerdos las empresas estén "obligadas" a presentar su mejor oferta para quedarse con la ejecución de los trabajos.
Embed

En tanto, sobre si desde el Ejecutivo se tenía sospechas de que en las licitaciones públicas provinciales ya haya sucedido este tipo de prácticas, el ministro lo negó, "pero existe la posibilidad de que eso suceda o pueda suceder", deslizó.
Para Garibay, este nuevo esquema no será necesariamente una puerta de ingreso para empresas de otras provincias. "Hoy también esas empresas estaban habilitadas para comprar los pliegos. La información técnica de la obra ya la tenían porque hoy se suben los pliegos a la página de la provincia. Ahora lo que vamos a hacer es este nuevo paso que da más transparencia", subrayó.

El sistema anterior era un formato histórico que estaba en el decreto reglamentario de la ley, era un procedimiento administrativo. "Se vendía el pliego y se tenía que ir pagar algo por eso. Ahora la empresa no va a necesitar hacer ninguna gestión previa al día de la presentación de la oferta. Solo tiene que estar inscripta en el registro de licitadores de la provincia y tener la capacidad", aseguró.

Comentarios