santafe
Miércoles 10 de Febrero de 2016

La provincia de Santa Fe espera el principio activo para volver a producir repelentes

Serán entregados a personas con síntomas de dengue, chikungunya y zika. El Laboratorio de Especialidades Medicinales de Rosario será el encargado de elaborarlos. Así lo anunciaron desde el ministerio de Salud de la provincia.

La medida fue anunciada por el Ministerio de Salud de Santa Fe. Los repelentes serán entregados a aquellas personas que padecen síntomas compatibles con el dengue, zika o chikungunya y a familias que expresen la imposibilidad de acceder a los mismos. Igualmente, el Laboratorio de Especialidades Medicinales de Rosario se encuentra a la espera del principio activo para poder fabricarlos. 
 
“Los repelentes serán entregados de la misma forma que un medicamento”, dijo en Diálogo con Diario UNO Andrea Uboldi, secretaria de Promoción y Prevención de la Salud de Santa Fe. Además, informó que no serán entregados a toda la población, sino que estará indicado para aquellos pacientes de los servicios públicos de salud que presenten síndrome febril y que sean reportados como casos sospechosos de las enfermedades transmitidas por el mosquito. Además, la cartera sanitaria trabaja para que la medida de profilaxis alcance a las personas de bajos recursos. 
 
 
La funcionaria manifestó: “Cuando se detecta un caso sospechoso, que tiene un síndrome febril y que puede ser compatible con dengue, chikungunya o zika, se le entregará el paracetamol y además el repelente”. Uboldi explicó que la entrega se realizará en el marco del tratamiento de la enfermedad. “El uso de repelentes es para que esa persona no contagie mientras tenga la concentración del virus en sangre”, dijo. 
 
Santa Fe cuenta con antecedentes en esta materia. En el año 2009, ante el brote de dengue registrado, el Ministerio de Salud decidió fabricar en apenas tres semanas 35 mil frascos de repelente de 150 mililitros. Sobre la producción pública de medicamentos, Andrea Uboldi expresó: “Vamos evaluando situaciones, como cuando decidimos fabricar paracetamol. En este momento tenemos un emergente y estas enfermedades nuevas tienen como parte del tratamiento, la necesidad del aislamiento”.
 
 
Sin fecha de producción
Dietil Toluenamida se llama el principio activo necesario para producir los repelentes. El Laboratorio de Especialidades Medicinales de Rosario se encuentra a la espera del mismo para comenzar con la producción.
 
En diálogo con Diario UNO, el concejal rosarino Horacio Ghirardi hizo referencia al pedido realizado a la Nación. “Argentina no produce esa droga, solamente China e India. Por eso hay que requerir autorización de la Nación para poder importarla. Le pedimos al municipio que lleve adelante junto con las autoridades sanitarias de la provincia las gestiones para conseguirla”, contó el edil, y explicó: “sin ese principio activo no se pueden fabricar repelentes que tengan larga durabilidad en su aplicación”.
 
“El Lem está en condiciones de producir los repelentes de forma inmediata, solo falta la droga. Ya tiene experiencia, lo ha hecho en el pasado”, sostuvo Girardi. Además, dijo que desconoce el tiempo que puede llevar que el insumo ingrese al país y llegue al laboratorio.
 
 
Más descacharrado
La mosquito hembra tiene la capacidad de colocar hasta 200 huevos por día. De tal información, se desprende que una fumigación es insuficiente para controlar al vector, ya que la pulverización provoca la muerte del mosquito adulto. Entonces, la cantidad de mosquitos víctimas de la fumigación es irrisoria con respecto a las larvas que puedan existir. 
 
“Lo importante es terminar con la fábrica de huevos de los mosquitos”, dijo Mariana Maglianese, jefa del área de Control de Vectores. Igualmente, la especialista explicó que la fumigación está indicada cuando hay circulación viral y se deba aplicar el “bloqueo” respectivo. “En ese caso, se intenta voltear a mosquitos que pudieran haber picado a la persona sospechada de dengue. En esos casos se justifica la pulverización”, manifestó.
 
“Los insecticidas no son selectivos. Va a matar a los mosquitos pero también al alguacil, que es un benefactor en la lucha porque se alimenta de mosquitos” advirtió Maglianese y afirmó: “No se puede controlar al mosquito solamente con la fumigación, ya que el impacto es grande”. La especialista informó que con“un buen descacharrado” se logra reducir hasta en un 80 por ciento el índice de mosquitos adultos. Murciélagos, sapos, ranas y alguaciles son algunos de los depredadores más importantes del mosquito.

Comentarios