Santa Fe
Lunes 31 de Julio de 2017

Créditos hipotecarios: proponen una rebaja de impuestos que podría reducir las cuotas un 15%

Se trata de un proyecto impulsado por el Ejecutivo que plantea una disminución en Ingresos Brutos. La iniciativa será enviada a la Legislatura, donde ya existen propuestas similares. En un crédito por 1 millón de pesos a 20 años, y una cuota inicial de 7.500 pesos, el descuento sería de 1.000 pesos aproximadamente.

Hoy lunes, en conferencia de prensa, el gobernador Miguel Lifschitz y el ministro de Economía Gonzalo Saglione, anunciaron el envío de un proyecto a la Legislatura de la provincia que plantea una rebaja de impuestos para créditos hipotecarios. Uno de los objetivos es que la medida termine impactando positivamente en una reducción de la cuota que pagarán los beneficiarios.


Concretamente, el Ejecutivo planteó una reducción de la alícuota de Ingresos Brutos en los préstamos hipotecarios, llevándola a 1,50%. Servirá para los créditos otorgados por entidades financieras u otras instituciones sujetas al régimen de la Ley Nacional 21.526 con destino a la compra, construcción, ampliación o refacción de vivienda única familiar y de ocupación permanente en la provincia.


En la presentación de la iniciativa, el ministro Saglione explicó que con esta decisión se busca favorecer desde el esquema tributario provincial dos situaciones: una mayor toma de crédito que permita resolver el déficit habitacional del país; y que esos créditos, direccionados a la construcción de nuevas viviendas, contribuyan a una mayor actividad en el sector de la construcción, redundando en una mejora de la actividad económica.


Según expresó el titular de Economía, la propuesta fue consensuada en el seno de la Comisión de Análisis Tributario, con la que ya se han alcanzado acuerdos para anteriores modificaciones tributarias. En esa línea detalló además que la reducción de Ingresos Brutos propuesta tendrá un año de plazo (una vez aprobada), que servirá para poder verificar en qué medida las entidades bancarias cumplen con el compromiso asumido de trasladar la reducción a los beneficiaros de créditos.


"El proyecto de ley lo que propone es que para todos los créditos hipotecarios, y por el periodo de un año, rija la reducción de la alícuota durante los años que dure el préstamo. Luego del año, y verificado el cumplimiento de las entidades bancarias que se traduzca en una menor cuota a pagar por parte de los beneficiarios de créditos hipotecarios, el proyecto plantea la opción de prórroga por un año más a cargo del Poder Ejecutivo", informó Saglione.


Por su parte, el gobernador contó que se trata de una idea que estaba en evaluación hace semanas, y que a partir de la reactivación de los créditos hipotecarios esto permitirá colaborar con el acceso a la vivienda a familias trabajadores o de sectores medios de la sociedad.


"En esas condiciones entendimos que era conveniente que la provincia, así como ya lo han hecho otras provincias argentinas, colabore y contribuya disminuyendo la carga impositiva. Es muy importante que ese beneficio se traslade a los que toman los créditos, y que no termine significando mayor ganancia para las entidades bancarias. Por eso es importante la evaluación que queremos hacer", aclaró.


Del mismo modo, reconoció que en la Legislatura existen proyectos de similares características (los diputados Galdeano y Chialvo ya han presentado iniciativas en esa dirección) y confió en que seguramente lo que se apruebe será un proyecto consensuado.


"Estamos poniendo en evidencia el interés del gobierno para avanzar en esta medida que esperamos sea efectiva para alentar a las personas que no tienen vivienda para que puedan acceder a un crédito hipotecario, y con ello de manera accesoria reactivar la actividad económica y la generación de empleo como un beneficio adicional de la reactivación del mercado de la vivienda", manifestó.


"Es un proyecto importante, que nos permite congeniar esfuerzos con políticas que se impulsan a nivel nacional, que nos parecen correctas, adecuadas, y que van en el sentido de facilitar el acceso a la vivienda de los argentinos, que es una de las grandes demandas sociales", concluyó Lifschitz.


Impacto en economía y arcas provinciales


Consultado por el impacto que tendría en las arcas provinciales la decisión de rebajar impuestos a los créditos hipotecarios, Saglione dijo que es algo difícil cuantificar a priori cuál, porque se desconoce aún qué cantidad de operaciones se van a realizar en el mercado. De la misma forma opinó respecto del nivel de actividad.


"Lo que sabemos es que cuanto mayor sea la cantidad de préstamos, por un lado más rápidamente estaremos dando respuesta al déficit habitacional existente, y por el otro mayor será el impacto sobre el nivel de actividad económica. Desde ya que el sector de la construcción moviliza muchos recursos, y genera un efecto multiplicador sobre otras actividades económicas", confió.


Al respecto añadió que en Santa Fe, en lo que va del año, el fuerte impulso que se le dio a la obra pública, ha colocado a la provincia por encima de la media nacional en cuanto a nivel de actividad, despachos de cemento, y nivel de empleo del sector, entre otros factores.


"Santa Fe es la provincia en la que más ha crecido el empleo registrado en la construcción en lo que va del año, en comparación al año anterior, y mucho tiene que ver con el ambicioso plan de obra pública que se ejecuta desde el gobierno de la provincia", reflejó.


La reducción


Finalmente, el ministro de Economía confió en que el impacto de la reducción en las cuotas podría estar en el orden de 15%, dependiendo de cómo los bancos terminen aplicándolo, y recordó que se trata de un compromiso suscripto formalmente por la Asociación de Bancos Argentinos (ABA), y la Asociación de Bancos de Argentina (Adeba), y el Banco Central de la República Argentina. En el mismo, las entidades se comprometieron a que en la medida en que las provincias reduzcan Ingresos Brutos, será trasladado a la cuota final.


"Algunas estimaciones previas hablan de un caso promedio para un millón de pesos a 20 años, la cuota inicial arrancaría (sin la reducción) en el orden de 7.700 pesos mensuales y con esta medida estaría bajando al orden de 6.500 pesos, dependerá de cómo lo trasladen a la cuota y cómo será el mecanismo de ajuste vía UVA que el banco establezca", ejemplificó.