Santa Fe
Lunes 17 de Octubre de 2016

La secundaria Nº 509, del barrio Mocoví, ya tiene su edificio nuevo

Este lunes quedó inaugurado el inmueble en el que funcionará la escuela "11 de Octubre" de Recreo. La obra se logró con el esfuerzo conjunto de Nación, provincia y el municipio y gracias a la lucha constante de docentes, familias y alumnos de la institución educativa

No fue un camino sencillo. Pero la tenacidad de la comunidad de la escuela secundaria Nº 509 del barrio Mocoví de Recreo logró que le construyan un edificio en el cual puedan recibir a todos los adolescentes. Este lunes por la mañana quedó inaugurado el inmueble que albergará a los 150 estudiantes que hoy conforman la matrícula y a quienes quieran sumarse a partir del próximo ciclo lectivo.

La escuela también estrenó su nombre "11 de Octubre", en referencia a la fecha que se señala, entre los pueblos originarios, como el último día de libertad. De esa manera –como está previsto en el proyecto institucional–, se hace hincapié en el espíritu de respeto a la comunidad mocoví, sus tradiciones y creencias.
"Con el nombre se busca revalorizar las culturas originarias de toda América, para seguir estudiándolas y para continuar conviviendo, en este caso con la mocoví", destacó a Diario UNO la directora del establecimiento, María Lucía André, y agregó que el nombre fue elegido por votación de docentes, padres y alumnos.
Embed

El acto de inauguración e imposición del nombre fue presidido por el gobernador Miguel Lifschitz y la ministra de Educación, Claudia Balagué. Además contó con la participación del intendente de Recreo, Mario Formento, de otras autoridades provinciales, de diputados y de concejales.

La escuela, ubicada en España entre Venezuela y Lincoln de Recreo, se inserta en la comunidad Mocoví "Com Caia". Es una de las primeras instituciones que se creó en la provincia para garantizar el acceso a la educación cuando se estableció la obligatoriedad de la escuela secundaria.

Convicción
Al principio la escuela comenzó a funcionar en el viejo edificio de la escuela primaria que la comunidad mocoví le prestó a la provincia. Pero, pese a las obras de ampliación y mejora, el espacio era pequeño e inadecuado.
De hecho, en varias oportunidades, Diario UNO mostró los inconvenientes que enfrentaban a diario y cómo las familias relataban que había adolescentes que no conseguían banco. La comunidad comenzó a luchar por la construcción de un edificio propio, lo que no fue fácil.

Si bien salieron beneficiados en el programa nacional Más Escuelas tuvieron diferentes inconvenientes que demoraron y pusieron el riesgo la ejecución de la obra. Por eso requirieron, primero, que la Municipalidad les done el terreno; y luego que el Ministerio de Educación de la provincia revea, junto a la Nación, las ofertas porque excedían el presupuesto.

Durante el acto de inauguración, el presidente de la cooperadora y cacique de la comunidad Mocoví, Manuel Troncoso, destacó que el establecimiento se va "a inaugurar para que nuestros alumnos tengan más comodidad y puedan disfrutar de la educación, lo que nosotros no pudimos hacer cuando éramos chicos. Nuestro futuro depende de tener una escuela cerca donde poder estudiar".
Embed

Los obstáculos se fueron superando y hoy dan sus frutos. La institución cuenta con un inmueble con cinco aulas amplias, hall de ingreso, salón de usos múltiples/depósito, biblioteca, sala de Informática, taller multipropósito, galería, grupo sanitario, baño de discapacitados, dirección, vicedirección, secretaría, archivo, portería, sala docente, office, baño y patio de formación. Todo eso requirió una inversión oficial de 14.853.236 pesos.

"El año que viene vamos a tener suficiente espacio e incorporar matrícula. Ahora tenemos tres primeros años así que vamos a tener que crear otro segundo año. Esto nos asegura que muchos chicos no queden fuera del sistema", remarcó la directora.

Y siguió: "La escuela, a pesar de la falta de espacio, hace ocho años que está funcionando. Pudimos comprobar que se puede trabajar y encarar proyectos a pesar de esas dificultades. Así que ahora que hay espacio, los profesores ya están pensando muchas actividades que se pueden hacer como la articulación con las primarias para que los 7º grado puedan conocer la escuela e inscribirse".

Una nueva etapa
André remarcó que toda la comunidad vive con mucha alegría este momento. "Necesitábamos urgentemente este edificio. Era una obra que se iba a terminar a principios de año, demoró un poco, pero al fin la tenemos", dijo.

Y agregó. "Para mí es muy significativo porque estoy desde que se creó la escuela y padecí todos los inconvenientes que implica no tener edificio propio. Ahora nos vamos a perder en este lugar (risas) porque es grande y hermoso. Es un logro importantísimo para todos. Además lo vivo como una gran experiencia de convivencia porque hay que compartir decisiones con gente de la comunidad, con los padres y los alumnos, para organizar el nuevo espacio".

Esta semana está prevista la mudanza del mobiliario y el inicio de las clases formales en el nuevo edificio. Sin embargo está todo un poco demorado por actividades oficiales como el operativo de evaluación Aprender y la jornada de Escuela Abierta.

Comentarios