santafe
Sábado 30 de Enero de 2016

La venta de reales se incrementó un 100% en las casas de cambio santafesinas

El inicio de la temporada de verano y la devaluación de Brasil generaron una importante demanda. Se registran dificultades para conseguir el billete. 

Desde diciembre y en coincidencia con la apertura al cepo, el inicio de la temporada de verano y la devaluación económica que se registró en Brasil, es notorio el importante número de personas que se acercan a diario para adquirir no solo dólares sino además reales.
“Lo que fue la temporada de diciembre y enero aumentó un 100% la venta de reales”, sostuvo José Mauricio Basualdo empleado de una casa céntrica de cambio. En la segunda quincena de enero la demanda tuvo una leve disminución, pero de todas maneras es una moneda buscada. “No tanta cantidad como se venía exigiendo, pero sigue existiendo”, explicó el consultado.
En las filas que realizan los clientes con el objetivo de adquirir los billetes en mano se pueden encontrar desde jóvenes de 18 años que planificaron sus primeras vacaciones al exterior así como también adultos mayores.
“Lo que es temporada de enero, diciembre y febrero la gente se va de vacaciones”, explicó el joven quien aseguró que esto influye en el nivel actual de venta. Una vez finalizada esta etapa habrá que esperar que sucede en el transcurso del año.
Entre algunos de los factores que favorecen a esta tendencia la devaluación que sufrió el país vecino es el principal. En segundo lugar se enumera la apertura del cepo, ya que la liberación del cepo facilitó el hecho de que un monotributista, o un joven estudiante que antes no podían adquirir ningún tipo de moneda extranjera ahora puedan adquirir la que más los favorezca, ya sean dólares o reales.
La semana pasada la escasez de reales se hizo palpable y la casa se vio obligada a esperar desde el viernes al lunes para retomar la comercialización de la moneda brasileña. 
“Desde la última semana de diciembre estamos teniendo muchos problemas para conseguir reales”, explicó Agustina Spesso, responsable del área de cambio de la firma Valuar S. A. 
“Lo que está pasando es que hay demanda pero no la estamos pudiendo satisfacer”, agregó al mismo tiempo que recalcó que en los últimos meses sufrieron un importante número de trabas para hacerse de la moneda brasileña. Por su parte Basualdo aseguró que este cuadro se dio en diciembre en coincidencia con el inicio de la temporada de verano y a principios de enero. 
Al respecto explicó que los proveedores de la casa de cambio argumentan que el problema es que los reales no entran desde Brasil. “Hay días que hay otros que no, y cuando se consigue es poca la cantidad”, sostuvo la representante de Valuar.
Sin embargo aseguró que esta temporada el turista no se desespera por adquirir la moneda extranjera como en otros años, ya que en la actualidad el uso de la tarjeta de débito o hacerse de dólares son estrategias que son vistas como convenientes.
“Tenemos el caso que opta por llevar 100 a 200 reales y el resto lo lleva dólares, porque el cambio vuelve y conviene”, aseguró Spesso. En ese sentido la referente de la empresa sostuvo que se dan las dos puntas vinculadas a un mismo tema: no se consigue pero tampoco registran tanta demanda como en temporadas anteriores.
En contraposición a la situación que se planteaba en la primera agencia consultada, estiman que esto se da por la carencia de moneda. Algo que la gente en ocasiones busca solucionar por medio de la compra de dólares. “Este año en diferencia con los otros conviene llevar dólares y cambiar por reales ante la devaluación”, aseguró la empleada de la firma al mismo tiempo que confirmó que la gente se volcó a la adquisición de la divisa estadounidense.
Facilidades en el exterior
Entre algunas de las medidas que tomó el gobierno en materia de divisas en los últimos meses se destaca la liberación de las tarjetas. Es por esto que algunos prefieren no llevar demasiada moneda física y habilitar las tarjetas para sacar la moneda en cajeros del exterior. 
Otra de las estrategias a la que acude el turista es el uso de la tarjeta de crédito, ya que el usuario pagará el cambio en base a la cotización del Banco Nación. “En cada provincia la moneda varía unos centavos y con la tarjeta se toma el valor del Banco Nación”, sostuvo Basualdo.
Otro de los aspectos a destacar es el cambio de clima que se vive hoy en las casas dedicadas a la venta de moneda. El hecho de que la gente ahora no se vea obligada a realizar la validación de la operatoria por medio de la Afip y no tenga limitaciones temporales (antes solo se podía adquirir una vez al mes) se vio reflejado en el nivel de operatorias que en algunos casos disminuyó . A raíz de la apertura los clientes se tornaron más calmos y no se percibe la desesperación y la urgencia para poder comprar dólares. “Ahora la gente se calmó muchísimo”, sostuvo la empleada de Valuar sin dejar de lado que el costo que alcanzó la moneda también influyó en la merma.
“La apertura al cepo transmitió tranquilidad”, analizó y destacó que la gente que hoy adquiere dólares es aquel que lo necesita o tiene la costumbre de ahorrar bajo esta moneda.
El tipo de cambio que impulsó el éxodo argentino al exterior
Según las estimaciones del Ministerio de Turismo de Brasil más de dos millones de argentinos habían contratado paquetes turísticos para vacacionar en ese país. 
La mitad de ese flujo se dirigió a Florianópolis, uno de los destinos preferidos por la idiosincrasia criolla. En tanto los operadores turísticos brasileños contabilizaron que llegan nueve aviones con argentinos y esperan que esta temporada se convierta en la mejor de la última década.
En uno de los sitios de venta on line de viajes más conocidos del país, el 80% de las compras totales que se hicieron para el primer mes del año se concentraron en productos internacionales (con Brasil a la cabeza del ranking, con siete destinos en el top ten del exterior), mientras que fue 20% para productos domésticos. 
A su vez, explican que la demanda de ventas a estos últimos destinos se mantuvo estable respecto de enero de 2015; mientras que las ventas al exterior crecieron 55 por ciento.
Romina Elizalde / Diario UNO
 

Comentarios