A un click
Miércoles 01 de Abril de 2015

Ladrón sin destino: fue a robar un banco completamente borracho y en taxi

Ocurrió en una localidad de Florida, Estados Unidos. El hombre pidió cien mil dólares y dijo que tenía explosivos. Una ráfaga de pistolas paralizantes frustraron su intento.

La idea de Stanley Geddie de robar un banco seguramente surgió espontáneamente, en una mesa de bar, y así se concretó, de improviso y sin demasiados planes. Tan poca preparación tuvo que fue en taxi a perpetrar el atraco y se presentó borracho en el Banco Central Tallahassee, Florida. Por supuesto, no salió como lo había imaginado.

Después de dejar debiendo poco más de 25 dólares al taxista, Geddie entró en el banco y pidió hablar con el gerente. Poco después pidió 100 mil dólares, dijo que llevaba una pistola y explosivos, y prometió "volar el lugar" si no satisfacían sus demandas.

"No era normal la forma en la que actuaba, sobre todo por la forma de hablar", dijo la policía sobre este hombre de 46 años. Los uniformados dispararon con sus pistolas paralizantes y Geddie ya no pudo hacer más nada. Por si es necesario aclararlo, el improvisado ladrón de bancos no llevaba consigo armas ni explosivos.

Geddie fue acusado de robo, resistencia a la autoridad, dos violaciónes de libertad condicional y un cargo menor de hurto por la tarifa del taxi sin pagar.

Comentarios