Santa Fe
Lunes 29 de Mayo de 2017

Lanzan en Santa Fe la mesa Ni un pibe menos por la droga

Será este miércoles, a las 11, en la vecinal de Villa del Parque. Allí, un grupo de instituciones y ONG plantearán la necesidad de abordar la problemática de las adicciones que afecta a niñas, niños y adolescentes.

Este miércoles 31 de mayo, a las 11, se lanzará en la ciudad de Santa Fe la mesa "Ni un pibe menos por la droga" con la participación de la Red de Organizaciones de Villa del Parque, legisladores provinciales como Mercedes Meier (FSP) y referentes de la Pastoral Social de Adicciones.

La cita es en el salón de la Vecinal de Villa del Parque ubicado en calle 27 de Enero 3750 (entre Pasaje Vecinal y Padre Catena) de la ciudad de Santa Fe.

Desde la organización argumentan la necesidad de este lanzamiento y, en un comunicado explicaron: "La problemática de las adicciones, es un drama que aumenta día a día. Ha crecido exponencialmente el consumo de sustancias psicoactivas (legales e ilegales) y donde más duro golpea es donde más nos duele: en los millones de jóvenes excluidos del sistema educativo, laboral. A los jóvenes y niños que les han arrebatado el futuro y los sueños".

La Mesa "Ni un pibe menos por la droga" Santa Fe fue conformada por la "escuela Cristo Obrero" niveles primario y secundario, escuela "Padre Catena", centro de salud "Cristo Obrero", vecinal de Villa del Parque, Padre Matías Camussi de la "Parroquia Cristo Obrero", Corriente Clasista y Combativa, Pastoral Social y Pastoral de Adicciones Santa Fe, Escuela de Psicología Social "Enrique Pichon Riviere".

"Nos hemos movilizado por las calles de la ciudad, trabajando en las escuelas y salas de salud, en las parroquias, en los movimientos sociales, en los institutos educativos y hemos decidido conformar el Movimiento Ni un pibe menos por la droga. Ahora queremos dar a conocer nuestra experiencia a través de los medios de comunicación", argumentaron.

Sobre la concepción desde la que abordan el problema afirmaron: "Siempre consideramos que las adicciones son la última estación en el recorrido de una vida de exclusión que sufren millones de jóvenes".

Además, aseguraron que el consumismo instalado como horizonte de sentido arrastra a grandes franjas de la población más vulnerable, principalmente niños, niñas y adolescentes, a abandonar la educación pública en todos los niveles, sufriendo además la falta de trabajo y la imposibilidad de acceder en forma gratuita a las prácticas culturales, deportivas y recreativas, lo que "los empuja hacia un casi seguro y único destino: la droga en las esquinas del desamparo de nuestras barriadas olvidadas".