santafe
Viernes 01 de Abril de 2016

Las expectativas por el nuevo límite de la plataforma marina

Si bien la Comisión de la ONU que reconoció el mapa presentado por la Argentina no define sobre ciudadanía, sí se reconoce la disputa existente sobre el territorio de Malvinas

Esta semana, la canciller Susana Malcorra presentó el Límite Exterior de la Plataforma Continental Argentina aprobado en marzo por las Naciones Unidas. El mapa había sido presentado en 2009 ante la ONU y su aprobación deriva en la ampliación de un 35 por ciento del territorio que se encuentra debajo del mar.
En diálogo con Diario UNO, el ingeniero Mario Cafiero –exdiputado nacional, integrante del grupo Ulises, que estudia temas referidos a Malvinas– se explayó acerca del significado que adquiere esta decisión del organismo internacional.
“Todavía no se conoce el documento oficial de la ONU, pero en principio es auspicioso. Se nos reconocen nuevos límites para la República Argentina y habrá que cambiar todos los mapas de los colegios para enseñarles a los chicos que nuestro país no solo que no termina en la avenida General Paz (Buenos Aires), sino que termina a 350 millas desde la costa hacia el mar”, consignó el especialista.
Y continuó: “Esto le da a la Argentina un territorio cuantitativamente enorme y cualitativamente importantísimo, porque ese subsuelo marítimo, La Pampa sumergida, alberga muchos recursos que hasta nos son desconocidos, más allá de que ya se estipula que hay una enorme riqueza hidrocarburífera, porque el tipo de sedimento del Atlántico Sur es similar al del Mar del Norte, donde la explotación de petróleo es una de las principales riquezas, hay una diversidad por analizar”.
—¿De qué manera la Argentina podría ocupar ese territorio? ¿Con qué medidas?
—Bueno, en principio, no basta con el límite en el plano, hay que ver cómo se ocupa ese territorio de una manera razonable y sustentable. Primero habrá que hacer una gran investigación, buscando especialistas en materia oceánica, hacer un plan de desarrollo, buscar los recursos. Queda por delante una tarea muy interesante y ardua. Esto nos pone en una situación de real conciencia de las riquezas que tiene la Argentina.
—¿Por qué se critica el financiamiento internacional de la búsqueda de datos para elaborar el mapa?
—Creemos que los datos de prospección geológica de la plataforma deben ser datos confidenciales del Estado argentino, que no debe compartirlos con ningún otro Estado, porque hacen a información sensible. Lamentablemente la Argentina no puso todos los recursos propios para hacer frente a la delimitación y recurrió a buques extranjeros, lo que hace suponer que la información no fue debidamente resguardada. 

Zona en disputa
Más allá de la buena noticia, Cafiero aclaró que el plano que presentó la Argentina a Naciones Unidas tiene dos partes. “Una de ellas es indisputada por ningún otro Estado; y otra, que es disputada por el Reino Unido. Es importante que se reconozca la disputa, porque a veces los británicos quieren convencer al mundo de que ellos se están poniendo de acuerdo con nosotros y eso no es cierto: acá hay una disputa territorial”, enfatizó.
Y en la misma línea anticipó que “así como la Argentina presentó su plano, el Reino Unido también lo hizo, sobre Malvinas, Georgias y Sándwich; y este plano todavía no fue considerado por los expertos, pero seguramente se hará en los próximos meses”. “Entonces van a aparecer dos planos: el de Argentina, que reclama una serie de territorios; y otro del Reino Unido. La comisión va a decir «acá hay una disputa de soberanía», pero no resuelve a quién le corresponde, no tiene facultades de resolver cuestiones de soberanía esa Comisión”, explicó.
—De todas maneras, con este nuevo mapa, ¿queda mejor posicionada la Argentina en su reclamo por la soberanía de las Islas Malvinas?
—Sí, nos da un impulso, es un paso más. Es una nota positiva. Hay que ver qué hacemos de aquí en adelante, porque no vaya a ser que nos quedemos con el plano bajo el brazo y creamos que así se resolvieron todos los problemas. El Reino Unido adoptó una política de explotación unilateral de los recursos, con el peligro de que, en el caso de los hidrocarburos, se produzca un accidente o daño ambiental, lo vamos a sufrir los argentinos de la costa patagónica.
Soledad Mizerniuk / smizerniuk@uno.com.ar

Comentarios