A un click
Sábado 12 de Diciembre de 2015

¿Las familias numerosas se enferman más?

Así lo afirma un estudio científico realizado en la Universidad de Utah.

¿Tener muchos hijos es malo? Un estudio reciente encontró que criar todo un equipo de chicos puede tener su lado negativo.
Los investigadores señalan que ser parte de una familia grande aumenta el riesgo de transmisión de infecciones virales que causan los resfriados, lagripe y otros males respiratorios.
"Muchas familias pasan por una oleada tras otra de la enfermedad. De hecho, algunos de los niños que monitoreamos tuvieron síntomas durante 20 a 25 semanas", dice el coautor del estudio Dr. Carrie Byington, profesor de pediatría y codirector del Centro del Utah Center for Clinical and Translational Science de la  Universidad de Utah.
La investigación incluye a 108 personas de 26 familias de Utah, quienes fueron monitoreados durante un año con hisopos nasales para detectar la evolución de los virus en cada miembro de esas familias durante cada semana.
Durante ese tiempo, los investigadores encontraron que las personas en los hogares sin hijos fueron infectados con virus en promedio de tres a cuatro semanas al año. Pero la cifra se elevó a 18 semanas al año en las familias con un niño y un máximo de 45 semanas al año en los hogares con seis pequeños.
También hay que resaltar que de los enfermos sólo la mitad de las personas que dieron positivo de la infección viral tenía los típicos síntomas de tos, fiebre y congestión nasal, señala el estudio.
Según el estudio publicado en la revista Clinical Infectious Diseases, los niños pequeños son la razón principal por la que los virus son más comunes en las familias numerosas. Por lo que tener muchos hijos es malo.
Los niños menores de 5 tenían al menos un virus detectado en la nariz durante la mitad del año, que era dos veces más que los niños mayores y los adultos. Además, cada vez que se infectan los  pequeños eran 1.5 veces más propensos a tener síntomas, incluidos los graves, como fiebre y sibilancias, según la investigación.
"Este estudio nos ayuda a entender lo que es normal en los niños pequeños, y puede ayudar a determinar cuándo la enfermedad debe ser un motivo de preocupación", dice Byington. 
Los investigadores también encontraron que los padres de niños pequeños se enfermaban 1.5 veces más que los que no tienen niños pequeños. 
Fuente: Salud 180

Comentarios