El país
Domingo 11 de Septiembre de 2016

Las mansiones de Lázaro Báez en Pinamar

Están a nombre de una de sus sociedades, Austral Atlántica SA y suman más de US$ 1.500.000. El empresario nunca pisó la arena de Pinamar, pero eligió la ciudad como uno de sus paraísos para lavar dinero.

A diferencia de Alfredo Yabrán, Lázaro Báez nunca puso un pie en las playas de Pinamar. Sin embargo, eligió ese balneario para invertir parte de su fortuna.

La Cornisa difundió un informe que muestra las propiedades del "Rey de la obra pública" en la ciudad balnearia y que están a nombre de una de sus sociedades, Austral Atlántica SA.

Suman más de US$ 1.500.000. El dato surgió cuando un emisario se acercó a la Municipalidad para pagar las deudas impositivas. No es todo. Báez llegó a tener nueve propiedades en ese balneario. En una dejó su marca registrada: un escudo de Boca Juniors adornaba la pileta.

Las cinco propiedades están en la zona norte de Pinamar. La más grande, en la calle Goleta Las Hercules 424, tiene 234 m2 declarados, sobre un terreno de 825m2.

No figura en el expediente judicial conocido como la "ruta del dinero K". La Justicia tampoco tenía datos de la propiedad ubicada en Poseidón 449. Es la más chica, y su frente luce bastante deteriorado, aunque está sobre un terreno de 802m2. En el mercado inmobiliario local aseguran que su valor supera los 230 mil dólares.

El viernes al mediodía, la Policía llegó hasta las oficinas de la Municipalidad con una orden judicial donde figuraban otras tres propiedades de Báez ubicadas en Avenida del Libertador 4197, Helades 297 y Troya 783. Los efectivos tomaron imágenes para comenzar con la tasación, al igual que ocurrió en varias propiedades ubicadas en la Ciudad de Buenos Aires y en Provincia.

Los operativos fueron ordenados por el juez Sebastián Casanello luego que este diario reveló la existencia de casi 150 propiedades nuevas desparramadas en nueve provincias. Se suman a las 162 que ya se habían allanado en Santa Cruz y en Chubut. Para el Tribunal de Tasación, ese primer grupo suman $1.373 millones. En total son más de 300 propiedades.

Pero el caso de Pinamar demuestra que el "mapa" de Báez no está cerrado. "La Costa se convirtió es un nicho de negocios para muchos ex funcionarios K y para Báez. El desafío grande es que haya un cambio institucional para que esto no vuelva a ser posible", dijo ayer el intendente local, Martín Yeza.

Ante un pedido del fiscal Guillermo Marijuan, el Registro de la Propiedad de la provincia de Buenos Aires había informado sobre tres propiedades a nombre de Austral Atlántica SA. Las otras dos surgieron casi de casualidad, cuando un emisario de Báez se acercó a la Municipalidad a pagar las deudas impositivas. Las facturas de las cinco casas llegan a Pasaje Carabelas 241, donde siempre estuvieron las oficinas porteñas de Austral Construcciones.

A la misma dirección se envían las facturas de dos terrenos de 900m2 cada uno. En los registros oficiales aparecen a nombre de Fernando Butti, el ex contador de Báez (la relación terminó muy mal). No es casual. Clarín pudo saber que fue el encargado de invertir la fortuna del empresario en Pinamar, hace casi una década. En total se compraron nueve casas. Báez nunca las usó. Las alquilaba o las prestaba a sus amigos.

Con el escándalo mediático, los bienes fueron "repartidos". El ex presidente de Austral, Julio Mendoza, se quedó con una de las propiedades. Esa vivienda tenía un detalle particular: la pileta estaba adornaba con el escudo de Boca Juniors. El mismo dibujo figura en una vivienda de Butti en Río Gallegos (Santa Cruz).

Comentarios