Comercio
Miércoles 14 de Septiembre de 2016

Las operaciones inmobiliarias cayeron un 21% entre enero y junio

El dato surge del último informe de coyuntura realizado por la Bolsa de Comercio de Santa Fe, en la comparación con el mismo período del año pasado. En tanto, el consumo de cemento tuvo una caída de 8,7 por ciento

El informe de coyuntura del sector inmobiliario realizado por la Bolsa de Comercio de Santa Fe, da cuenta de que entre enero y junio de 2016 las operaciones inmobiliarias cayeron un 21 por ciento en comparación con el mismo período del año pasado.

Las estadísticas proporcionadas por el Colegio de Escribanos de la Primera Circunscripción muestran que en el centro norte de la provincia de Santa Fe se otorgaron 5.172 escrituras en el primer semestre de 2016.

"Esta cifra significa un 21 por ciento menos que lo registrado durante el mismo semestre de 2015 (6.546 escrituras), e implican una caída neta de 35,2 por ciento si consideramos el dato histórico de 2011 (7.977 escrituras)", señalan las estadísticas.

"Los montos escriturados en el semestre totalizaron los 1.223 millones de pesos con una variación interanual de 9,9 por ciento en términos nominales, es decir, un incremento muy por debajo de la inflación del período (28,7 por ciento). Si expresamos los montos escriturados en dólares, teniendo en cuenta el valor promedio de la divisa en el período, se observa una caída del 3,5 por ciento respecto al mismo semestre de 2015. De esta manera, se hace evidente que el sector inmobiliario tampoco ha logrado por el momento romper con la tendencia bajista de los últimos cuatro años", concluye sobre este ítem el informe de la Bolsa.


Cae la venta de cemento
El informe de coyuntura del sector inmobiliario realizado por la Bolsa de Comercio de Santa Fe, da cuenta de que entre enero y julio de 2016, los niveles de consumo de cemento en la provincia mostraron una caída del orden del 8,7 por ciento, lo que implica una baja interanual de 13,9 por ciento.

"Esta situación se reconoce como una continuación del movimiento negativo que venía registrándose desde el segundo semestre de 2015 cuando la actividad del sector se contrajo un 8,6 por ciento, en línea con la recesión que experimenta Santa Fe desde octubre del pasado año", indica el informe.

"Por consiguiente, la construcción se reconoce como una de las actividades más perjudicadas por la situación económica, habiendo estado influenciada por cada una de las cuatro fases contractivas registradas en los últimos ocho años. A julio de 2016 no ha podido superar su récord histórico de consumo alcanzado a fines de 2007", agrega.

La Bolsa de Comercio señala además "pese a las iniciativas y al interés expresado por las nuevas autoridades nacionales y provinciales desde su asunción a fines de 2015, la obra pública aún no se ha puesto en marcha de forma integral. En este sentido, se espera que la reactivación se produzca durante el segundo semestre, dando un nuevo impulso al sector".

Otro punto del que el informe da cuenta, es el empleo y cantidad de empresas en actividad. En ese sentido, "la evolución de las cifras publicadas por el Instituto de Estadística y Registro de la Industria de la Construcción, fueron disímiles. El número de empresas constructoras, contratistas y subcontratistas en actividad tuvo un promedio mensual de 1.979 compañías en el primer semestre de 2016, no habiendo sufrido cambios respecto del mismo semestre de 2015. Sin embargo, el resultado se encuentra por debajo del pico alcanzado en 2013, con 2.110 empresas", indica el estudio.

En cuanto a los puestos de trabajo registrados en el sector en 2016, promediaron los 32.752 empleos mensuales, lo que implica una caída del 3,3 por ciento respecto del promedio calculado para el mismo semestre del año precedente.

Si se toma como referencia el pico de 2007 la disminución es aun más pronunciada; la provincia llegó a tener en ese momento cerca de 39 mil personas trabajando en el sector.

Comentarios