mundo
Domingo 14 de Febrero de 2016

Las zapatillas que "desafían la ley de la gravedad" se hacen realidad y salen al mercado

Fueron creadas con superimanes en su suela y polietileno sintético, un material que usa la NASA en la elaboración de sus trajes espaciales. Fueron financiadas con el sistema de "crowfunding".

Zapatillas en el mercado hay de todos los tipos y colores, pero ninguna con unas características como las 20:16 MoonWalker, que han nacido bajo el lema de "desafiar a la gravedad".

¿Qué son las 20:16 MoonWalker y qué las hace presentarse ante el consumidor tras tan atrevido anuncio? Un conjunto de imanes en su suela que prometen simular la sensación de caminar en gravedad cero, tal y como destaca la empresa que las comercializa, Moonshine Crea.

Uno de sus componentes principales es el DuPont Tyvek de polietileno sintético, un material que usa la NASA en la elaboración de sus trajes espaciales. Por otro lado, la suela está hecha de espuma viscoelástica, también conocida como memory foam, por conseguir la propiedad de "memoria".

Esta espuma se adapta al clima exterior de la zapatilla, de manera que se endurece cuando hace más frío y se vuelve más suave cuando hace calor, ayudando a aliviar la tensión en los pies, las piernas y en la espalda. El proyecto ha conseguido más de 180.000 dólares (cuando pedían inicialmente 20.000) para su financiación a través del "crowfunding" —financiación colectiva de proyectos— y sus creadores, encabezados por el ingeniero Patrick Jreijiri, esperan comenzar a entregar los primeros ejemplares el mes de septiembre. "Sus imanes de N45 son unos de los más potentes que existen y crean su propio campo de fuerza sin necesidad de elementos exteriores.

Están dispuestos de manera que sus polos norte se repelen entre sí. Tienen un diámetro cada uno de ellos de entre 2,5 y 5 centímetros, lo que les permite mover materiales de hasta 12 kilogramos. Esta fuerza provoca que cada paso que la persona da sienta que está siendo empujado hacia arriba. Los imanes más grandes se sitúan en los talones, que es donde más presión ejerce el pie al caminar", contaba reciente Jreijiri a LiveScience.

Comentarios