informacion_general
Lunes 11 de Abril de 2016

Las“Melodías Compartidas”se organizan y recorren todo el país

Los amantes de la música tienen una iniciativa a  la cual sumarse para recibir discos originales. La mayoría de sus participantes son jóvenes y el género más compartido es el rock nacional

La agrupación Melodías Compartidas que surgió en la red social Facebook tiene como eje el intercambio de discos originales, cada uno de los participantes que se inscriba para participar deberá enviar un disco original para luego recibir a cambio otros 16.
Desde la puesta en marcha en Facebook hasta ayer Melodías Compartidas sumó un total de 2.214 miembros que se anotaron para formar parte de la iniciativa entre los que se pueden encontrar desde artistas, pasando por productores a simples amantes de la música que solo quieren compartir lo que les gusta. Los responsables de poner en marcha esta campaña y que trabajan en conjunto para que todos los engranajes funcionen cual reloj suizo son Georgina Brunotto, Silvina Bataglini, Luciana Amaya, Rodrigo y María José Saavedra son los administradores del grupo.
En diálogo con Diario UNO, Silvina brindó un pantallazo del avance que logró Compartiendo Melodías desde su lanzamiento hace poco más de un mes. “Somos cinco administradores, la idea original surgió de Georgina Brunotto, que vive en Córdoba”, relata Silvina quien junto a los demás administradores (tres de ellos oriundos de Santa Fe y uno de Esperanza) y Brunotto estaban participando en Milhojas, a raíz de un comentario vertido por Brunotto para trasladar la alternativa a los CD, se contactaron para comenzar con el intercambio de discos originales.
“Llevamos un mes y días de vida, tenemos 1.600 miembros y un importante número de discos dando vueltas por la Argentina”, aseguró Silvina. Los participantes solo deben enviar un disco a la persona que se le designa y a partir de esto se conforma una rama de cuatro brotes, que se abrirán en cuatro más. “Esos son los 16 discos que la persona luego recibe”, aclaró la administradora al mismo tiempo que confirmó que en este momento hay un montón de personas inscriptas que participan desde distintos puntos del país (ya que esta iniciativa se limita al territorio nacional). 
“Cada vez que se anota alguien nosotros nos emocionamos, porque en un mes tener 2.200 miembros no es poca cosa”, recalcó emocionada. Todos los detalles se pensaron con tiempo para no generar confusión ni tener problemas en el funcionamiento. En ese sentido se trabajó para contar con una página en la se anotan los participantes para comenzar con el proceso que lleva este juego.
 Cada administrador será responsable de organizar unas 50 ramas. En este momento Silvina es la persona encargada de armar las ramas que ya llegaron a las 82. “Hay gente en espera, las ramas se van publicando a medida que la gente se va anotando en el link”, aclaró ella, quien diferenció entre aquellas personas que se anotan como miembro en la página de Facebook y aquellos que se registran exclusivamente para participar del intercambio. Al momento de analizar la metodología del sistema, no dudó en afirmar que es sencillo porque la tecnología lo permite.

La metodología
Las personas se anotan mediante un link en el cual plasman sus datos personales, de allí pasan a una lista que es monitoreada a diario por los administradores del grupo. 
Al poco tiempo, la persona será etiquetada como brote (una de las cuatro personas que forman parte de un grupo), junto a otra persona más que será líder. El líder,enviará un mensaje privado con los datos de dos personas. Desde que el líder envía el mensaje, la persona tiene cinco días para responder.
El tercer paso consiste en realizar el envío del disco a la persona que se recibió en 1° lugar, el participante tiene un mes de plazo. Una vez que se mandó el disco, se tiene que comentar en el grupo y subir una foto del ticket o sobre en el se envía. 
Cuando, por orden de inscripción, llegue el turno, se asignará el papel de líder a quien haya mandado el compacto, quien deberá enviar un mensaje privado a esas cuatro personas,en el que tendrá que escribir en 1° lugar los datos que recibió segundos (serán los de la persona que le escribió) y en 2° lugar pondrá los propios. Desde que se crea el grupo, el líder cuenta con el plazo de una semana para enviar los mensajes a los participantes. 
“Casi no tenemos inconvenientes, la tecnología nos permite estar organizados, llevar un control de los tiempos y por ahí el inconveniente más grande es la ansiedad del que manda el CD y quiere ser líder de forma inmediata”, manifestó la administradora y agregó que se organizaron planillas en donde figuran la lista de espera de los líderes, las fechas en las cuales fueron asignados ya que hay plazos para que estos se contacten con sus brotes y enviar el CD, cuyo plazo de entrega es de un mes.

Controlar la ansiedad
Silvina puso el acento en que es indispensable respetar los tiempos para dilatar la ansiedad de quien está a la espera. A medida que las personas se van inscribiendo se van armando los grupos. “Todos quieren recibir y llegan muy buenos discos. Nadie toma a la ligera el envío de discos”, destacó sobre la seriedad con la cual los participantes toman la tarea de elegir el compacto que enviarán. “Nosotros sugerimos el gusto. Estamos recibiendo señores discazos y originales porque esa es la idea”, remarcó la administradora.
Los participantes deben tener más de 18 años, sin embargo el rango etario va desde los 20 para arriba hasta más de 60, en este universo el género que predomina es el rock nacional e internacional, escasean los melódicos, el folklore. 
“Es muy fuerte el rock nacional y en inglés, es lo más presente”, remarcó sin dejar de agregar que esto es indistinto del sexo de los participantes, donde en primera instancia dominaron las mujeres. Sin embargo, ahora la tendencia se empieza a emparejar y una importante cantidad de hombres se suman.

Comentarios