santafe
Miércoles 26 de Agosto de 2015

“Le agradecemos al gobernador y al ministro Lewis haber reconocido su error”

Así lo aseguró Alicia, hija de Rubén Mattioli el comerciante que junto a su hijo fueron asesinados en Rincón en 2007, tras ser recibido por autoridades provinciales luego de la polémica por un decreto que anulaba la conmutación de pena de sus asesinos

En la mañana de este miércoles, tal como se había anunciado, los familiares de Rubén y Ernesto Mattioli, asesinados en Rincón en 2007, se reunieron con el ministro de Justicia y Derechos Humanos Juan Lewis, luego de que el gobernador derogada un decreto que anulaba la conmutación de penas para sus asesinos.
Alicia dialogó con el UNO y aseguró que: “luego de la reunión nuestro panorama encontró tranquilidad y logramos la paz que necesitamos tras la larga lucha que veníamos realizando”. 
“Nos comunicaron que en la tarde de este martes, a las 15 el gobernador había firmado un decreto mediante el cual revocaba otro firmado anteriormente en donde anulaban la conmutación de la pena de uno de los asesinos de mi padre. Ahora sabemos que la pena que tenía se va a cumplir y estaremos más tranquila porque no lo cruzaremos por la calle, que era nuestro miedo”.

•LEER MÁS: Caso Mattioli: luego de dar marcha atrás, el gobierno provincial recibe a la familia
Aprovechó la oportunidad para agradecer a los medios, que fueron quienes les informaron de todo lo que había ocurrido. “sino creo que no nos hubiésemos dado cuenta de lo que pasaba”, manifestó al mismo tiempo que extendió el reconocimiento para la Asociación de Familiares de Víctimas de la Inseguridad por el apoyo brindado.
Lo que fue más significativo para la familia fue que “Tanto el ministro Lewis y el gobernador Bonfatti aceptaroin su error y pudieron enmendarlo. Ellos mismos nos reconocieron que no conocían el caso y que después de haberse interiorizado con él tomaron esta decisión”.

El caso
Hace ocho años, ingresaron tres delincuentes al autoservicio Don Atilio, en Rincón, para asaltarlo. En el hecho, mataron al dueño del local, Rubén Atilio Mattioli, de 53 años, y a su hijo Rubén Eduardo, de 19. El doble crimen de los Mattioli fue un caso que generó indignación, dolor, y estupor en la comunidad rinconera. Cuatro años después, el 15 de diciembre de 2009, la jueza de Sentencia Nº 2, María Amalia Mascheroni, condenó a prisión perpetua a los tres acusados de matar al comerciante y su hijo. 
Ocho años más tarde,, a través del Decreto Nº 2.484 firmado el 5 de agosto, el gobernador Antonio Bonfatti conmutaba y fijaba la pena a 67 internos de toda la provincia. Uno de los internos es Antonio Nicolás Ceballos, uno de los matadores de Rubén Atilio y Rubén Eduardo, al que se le fijaba una pena de 25 años.
Con 18 años, Ceballos fue condenado a cadena perpetua en 2009, como “partícipe principal”, junto a Julio Arnaldo Gutiérrez y Facundo Sartore, por los delitos de robo calificado por el uso de arma de fuego en grado de tentativa; y doble homicidio, calificado por el uso de arma de fuego en concurso real entre sí. La fijación de la pena en 25 años, permitiría que el imputado pudiera intentar acceder a beneficios como salidas transitorias, y hasta pedir el acortamiento de la pena.

Comentarios