pais
Jueves 26 de Mayo de 2016

Le sacaron la tenencia a la mujer que hizo correr desnudo a su hijo en la plaza

Lo maltrató porque le quemó una cortina. Ahora resolvieron otorgarle la guarda provisoria a la abuela materna. La hermana de la agresora dijo que el nene está consciente de todo y que les recomendaron no mentir al respecto.

La mujer que obligó a su hijo de siete años a correr desnudo alrededor de una plaza de Cipolletti porque le quemó una cortina, no podrá acercarse por tres meses al niño resolvió Promoción Familiar, dependiente del Ministerio de Desarrollo Social de Río Negro, que resolvió otorgarle la guarda provisoria a la abuela materna.
La tía del nene agredido por su madre con una manguera y luego obligado a correr desnudo alrededor de la plaza del barrio Luis Piedrabuena de la ciudad de Cipolletti, explicó que el reencuentro con su familia materna se realizó el martes por la tarde, en las oficinas que Promoción Familiar.
"Ingresamos a dos habitaciones separadas para no tener contacto. En una estaba el nene con su mamá y en la otra la abuela materna", relató a LM Neuquén.
La hermana de la agresora dijo que el nene está consciente de todo y que les recomendaron no mentir al respecto y hablar siempre con la verdad. "Vas a vivir con tu abuela por un tiempo para evitar todo tipo de violencia", le dijo el grupo de profesionales.
El chico estará alojado en la casa de su abuela de forma provisoria por tres meses y compartirá la vivienda junto a sus tíos, sobrinos y a su hermana mayor, de 17 años, que hace tiempo vive allí por los mismos motivos.
Otra hermana, de 13, vive bajo la guarda de los abuelos paternos, también por casos de violencia familiar reiterados.
"Nosotros nos enteramos de lo que pasó por los medios, cuando por la radio comenzaron a comentar lo que había ocurrido. Escuchamos nuestro apellido y supimos que se trataba de mi hermana. Estamos contentos porque los organismos actuaron de forma rápida y le quitaron el nene", concluyó la tía del menor.
Este jueves el menor podrá concurrir nuevamente a la escuela primaria y reencontrarse con sus compañeros. Además, recibirá asistencia psicológica y médica de acuerdo con los protocolos.
El episodio generó estupor, bronca e indignación entre los vecinos.
Una vecina que tomaba mates junto con una amiga contó que vieron a un nene corriendo desnudo y llorando, por lo que intentaron ayudarlo y cubrirlo.
Pero antes de llegar a auxiliarlo, la mujer les advirtió "no se metan" y luego se despachó con una catarata de insultos.
Según varios testigos, el nene de siete años tenía marcas importantes en la cola y en la espalda.
Mientras que la mamá lo obligaba a dar vueltas a la plaza, amenazándolo con un pedazo de manguera, le gritaba: "Corré, hijo de puta". Según contaron los testigos, lo acusaba de haber quemado una cortina.

Comentarios