Soy De
Miércoles 15 de Junio de 2016

Le sienta bien el norte

La entidad que ya tiene 54 años apuesta por las bochas como motor impulsor. Cuenta con adeptos de todas las edades y es uno de los animadores de la Asociación Santafesina.

sta historia comenzó a gestar a principios de los 60, cuando un grupo de amigos –para variar–hizo tan fuerte su pasión por el fútbol que generaron un espacio muy competitivo en unos terrenos ubicados en Cabaña Leiva. De por sí, era un barrio de la ciudad que recién se estaba expandiendo y que de a poco se iba poblando. Actualmente, es un lugar que prácticamente tiene vida propia.

La cantidad de jugadores era cada vez mayor y, producto de la demanda, el grupo pensó en formar un club donde se pudieran hacer las cosas formalmente. De todas maneras, los imponderables fueron apareciendo, siendo el más trascendente, la quita de dichos terrenos para levantar un complejo habitacional. Aunque las ansias eran superadoras y, gracias a todo tipo de beneficios y dinero que se fue recaudando, se adquirió un espacio a escasos metros, donde luego sí se comenzaron a construir los cimientos de lo que se vendría.

Lo primero fue la creación de una pequeña sede, a la par de una cancha de fútbol, que sirvió de mucho para la mejora social del barrio. Fue así como se confeccionó la primera comisión directiva, que tuvo como presidente a Julio Benetti. A raíz de que la época tenía muchas actividades pasionales, fue como aparecieron las bochas, con dos canchas al aire libre. Entonces, el 3 de abril de 1962 se fundó el Bochas Club Cabaña Leiva.

Cada paso se hizo bien a pulmón, con el aporte de todos y cada uno de los socios y amigos, que hacían cada vez más grande al club. A medida que transcurrieron los años, se dio paso a la concreción de un sinnúmero de proyectos, como techar las instalaciones.

Así también fue como el deporte pudo realizarse más y mejor, pero ya lejos del fútbol, que poco a poco quedó de lado por los impedimentos de ya carecer del espacio necesario. Por consiguiente, las bochas se ganaron un lugar mayúsculo, siendo incluso cuna de pasionales exponentes, muchos de nivel nacional. Igualmente, había algo que nos les permitía estar de todo tranquilos y, tras moverse a destajo, fue como el 18 de junio de 1985 se le otorgó la firma de la personería jurídica, que lo instauró definitivamente como club y que le permitió otro paso gigante hacia adelante. Aparecieron los torneos internos y las liguillas entre los barrios para fomentar la actividad.

Asimismo, tras una buena gestión, se construyó un salón de usos múltiples con destacadas dimensiones (hoy puede albergar a 300 personas), para el uso de los socios y personas del barrio. Un bien preciado que le permite seguir de pie en una economía que le es cruda a todo el mundo.

Desde hace ocho años está afiliado a la Asociación Santafesina de Bochas, que le posibilita participar de blanco en todas las fechas del calendario. Es más, suele ser animador en cada cita, con talentos reconocidos y con un respeto ampliamente ganado en buena ley. Actualmente, es uno de los lugares más frecuentados por los distintos bochófilos, quienes encuentra un lugar maravilloso para el desarrollo para un deporte de precisión sin igual.

Es verdad que el paso del tiempo es cruel, aunque gracias al esfuerzo de los más arraigados a esta institución, hoy se mantiene de pie y la pelea sin cesar. El capital principal que tiene son los socios y, como en toda su rica historia, los alimenta todos los días con pasión.

Datos de Interés:

Fundación: 3 de abril de 1962.

Dirección: Pedro de Espinoza y Grandoli.

Teléfonos: (0342) 155-323732.

Horario de atención: Lunes a viernes de 11.30 a 14.30 y de 19 a 24; sábados de 11 a 14; y domingos de 9 a 22.

Actividades: Su única actividad deportiva es las bochas, donde toma parte, ya desde sus inicios, de la Asociación Santafesina. Las prácticas pueden realizarse con fines competitivos o recreativos.

Salón de usos múltiples: Con capacidad para 300 personas.

Socios: 80.

Comentarios