Policiales
Miércoles 25 de Mayo de 2016

Liberaron a un chico de 10 años secuestrado por una banda que lo mantenía dopado y atado

Estaba en un hotel del barrio porteño de Constitución. los delincuentes pidieron rescate a su familia. Hay dos detenidos.

Un niño de 10 años fue liberado esta madrugada por la Policía cuando era mantenido secuestrado, atado y dopado, en un hotel del barrio porteño de Constitución por una banda que intentó cobrarle a su familia una importante cantidad de dinero y por el hecho hay dos personas detenidas. 
El chico había sido secuestrado el lunes pasado, alrededor de las 21:00, en la villa de emergencia Zabaleta, del barrio de Parque Patricios, y fue liberado por la Policía Federal a las 5:00 de este miércoles en el Hotel "Valencia", situado en Bernardo de Irigoyen al 1.300. 
Según informó el comisario mayor Raúl Brítez, director de Investigaciones Especiales de la Policía Federal, los detenidos son un travesti y una mujer que era amiga de la madre del niño. 
"Se valió de esa amistad para engañar al chico y poder secuestrarlo", indicó el jefe policial en declaraciones a Canal 26. 
Los delincuentes habían pedido a la familia del chico una importante cantidad de dinero, que según trascendió, ascendía a un millón de pesos. 
Brítez indicó que la madre llegó a reunir una suma menor y a pactar la entrega con los captores. 
Los dos detenidos fueron atrapados en el momento en el que intentaban cobrar el dinero de rescate. 
En el caso del travesti, fue arrestado en las inmediaciones del hotel, mientras que la mujer cayó en el vecino barrio de San Telmo. 
El comisario admitió que hay otras dos personas identificadas que se sospecha podrían haber colaborado en el secuestro y que "si se reúnen pruebas suficientes" también serán detenidas. 
Brítez indicó que la familia hizo rápidamente, una vez concretado el secuestro del niño, la denuncia policial, lo que ayudó a la resolución del caso. 
La mujer detenida fue la que reveló el lugar en el que mantenían secuestrado al menor, el cual fue encontrado en una de las habitaciones del hotel, dormido y atado, mientras que al parecer pasó varias horas sin ingerir alimentos. 
"Dijo que tenía mucha hambre y sueño. Le habrían dado alguna clase de somnífero para que no haga ruidos", expresó el jefe policial. 
Los detenidos fueron puestos a disposición del fiscal federal Carlos Stornelli, quien se hizo presente en el lugar en el que secuestraron al chico.

Fuente: Noticias Argentinas

Comentarios