Ovación
Miércoles 15 de Abril de 2015

Libertadores: River, con la obligación de ganar y esperar

River Plate juega ante San José de Bolivia. El Millonario necesita los tres puntos y que Juan Aurich no le gane a Tigres de México para clasificarse a la siguiente fase de la Libertadores. Panorama complicado.

Obligado a ganar y esperar un resultado favorable en Perú, River recibirá este miércoles  a San José de Oruro, de Bolivia, también con chances de clasificarse pero inmerso en una grave crisis, por la sexta y última fecha del grupo 6 de la Copa Libertadores de América, que tiene a Tigres de México clasificado y a los otros tres equipos con opciones de avanzar a los octavos de final.
El encuentro se disputará en el estadio Monumental de Núñez, desde las 19.45, arbitrado por el brasileño Pericles Cortez, secundado por Emerson de Carvalho y Fabricio Vilarinho, y televisado por Fox Sports.
En este grupo el único que ya está clasificado es el mexicano Tigres, con 11 unidades, mientras que el peruano Juan Aurich suma 6, y atrás están River y San José Oruro, ambos con 4, pero el equipo argentino tiene mejor diferencia de gol (-2) que su rival (-5).
El único que podría pasar sin depender de otros resultados es Juan Aurich, que recibirá a Tigres, que viaja a Perú con un equipo alternativo e incluso sin poder completar el banco de suplentes, ya que tiene partidos importantes en el torneo azteca.
Si bien deberán aguardar lo que ocurra en Chiclayo y rogar que los suplentes de Tigres le arrebaten al menos un empate al local, tanto River como San José están forzados a obtener los tres puntos en el estadio Monumental de Buenos Aires.
River puede clasificarse si gana por dos o más goles de distancia y Aurich iguala su respectivo encuentro.
Pero los bolivianos lo tienen más difícil, porque tienen que derrotar al local y esperar una caída del equipo inca: un empate de Aurich obligaría a San José Oruro a ganar al menos por 4-0 para reducir la diferencia de gol.
Igualmente River tiene que conseguir un resultado que todavía no obtuvo en la esquiva Copa Libertadores, donde insólitamente igualó cuatro encuentros y se complicó ante rivales que en la previa eran más débiles.
El equipo del DT Marcelo Gallardo sólo perdió un partido (2-0 en la altura de Oruro, en el debut de la presente edición de la Copa) pero no pudo demostrar superioridad en los otros cuatro cotejos, y resucitó con un increíble 2-2 ante Tigres la semana pasada, luego de ir perdiendo 2-0 hasta los 41 minutos del segundo tiempo en suelo azteca.
El equipo de la banda roja viene de subirse a la punta del campeonato local con un triunfo por 2-1 sobre Argentinos Juniors, pero su prioridad sigue siendo la Copa Libertadores de América, tras obtener la Copa Sudamericana 2014, por lo que una eliminación temprana sería un golpe tremendo.

 

Comentarios