informacion_general
Lunes 02 de Mayo de 2016

Licuados verdes para desintoxicarse

Contribuyen a la predigestión y limpian el organismo. La asesora nutricional Deborah Prilusky destaca la importancia de su consumo, que tanto promovió la médica naturista Ann Wigmore.

Nada mejor que combinar el buen gusto y el placer con las conductas saludables. Y eso es lo que ofrecen los «licuados verdes»
Al procesar frutas y hojas verdes, los licuados ayudan a que los nutrientes «encerrados» en las paredes celulares de la fibra se liberen favoreciendo su absorción y asimilación. Así es como el consumo de licuados se recomienda por las mañanas, cuando el cuerpo se encuentra en fase de desintoxicación.
Consumir licuados verdes aporta nutrientes como enzimas, fibra, hierro, vitaminas, minerales y clorofila, que a su vez favorecen la digestión, el movimiento intestinal, la disponibilidad del organismo, el arrastre de tóxicos y la reconstitución sanguínea, entre otros beneficios. Los vegetales naturales son a su vez alcalinizantes, contribuyen a la pérdida de peso, mejoran la salud en general y son aliados de la buena piel.

¡Un consejo! Es importante, al tomar un licuado, que permanezca un momento en la boca y que sea masticado para favorecer el contacto con la saliva y ayudar de ese modo a la digestión. Los licuados verdes deberían ser una elección diaria para romper con hábitos poco saludables. Por eso la excusa no debería ser la falta de tiempo: se pueden preparar en grandes cantidades, congelarlos y dejarlos la noche previa a su consumo en la heladera.
De a poco, con planificación y esfuerzo, los licuados verdes deberían ser incorporados en el día a día para obtener todos sus beneficios y gozar de energía y salud. Te invito a que vivas tu experiencia y te conviertas en la mejor versión de vos mismo.

Licuado verde, una receta básica
Ingredientes:
* 1 ½ taza de agua
* 2 puñados de hojas de espinaca u otras hojas verdes (rúcula, kale, lechuga)
* ½ manzana o pera con cáscara
* ½ o 1 banana madura (puede congelarse sin cáscara la noche anterior para obtener una textura más suave)
* Jugo de medio limón
Preparación:
Pelar la banana e incorporarla en la licuadora. Colocar todos los otros ingredientes y licuar. Conservar hasta dos días en la heladera, aunque es preferible consumirlo dentro de las 24 hs. de elaborado. Esta es la versión más clásica del licuado verde. En cuanto vayas acostumbrándote, podrás aumentar la cantidad de hojas verdes e incorporar otros alimentos como jengibre, apio u otras frutas.

Comentarios