Lunes 22 de Agosto de 2016

Lifschitz abrió un proceso histórico para reformar la Constitución de Santa Fe

El gobernador sentó las bases para un diálogo abierto entre todos los poderes del Estado, sectores políticos, académicos y los ciudadanos para reformar la Carta Magna.

El gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, presentó este lunes en la ciudad capital, el proceso de diálogo ciudadano e institucional para la actualización de la Carta Magna provincial. Bajo el título "Bases para la reforma: una Constitución para Santa Fe", el mandatario brindó detalles en torno a las convocatorias que tendrán lugar para avanzar en el proceso.


El mandatario sostuvo que esta provincia "ha hecho de la Constitución un sello de identidad" y así repasó los distintos acontecimientos históricos en torno a la Carta Magna argentina. "Somos conscientes de la necesidad de una reforma para incorporar nuevos tópicos, para adaptarnos a lo que sucedió en su momento con la (reforma de la) Constitución de 1994" al tiempo que habló de "una oportunidad para levantar el perfil del debate público en la provincia, poner otros temas en la agenda, pensar consensos y acuerdos que tengan que ver con el largo plazo".


Lifschitz destacó el auditorio "multitudinario y enormemente representativo de todo el arco político de la provincia de Santa Fe", compuesto también por representantes de instituciones religiosas, de la sociedad civil y empresarios: "Esto habla de la diversidad y de la vocación que tenemos todos por encontrar un camino de diálogo sobre el futuro que también tiene que ver con el presente. Somos conscientes de las dificultades, de los problemas de la coyuntura y a eso estamos abocados, pero también asumimos la responsabilidad y los desafíos que tienen los gobiernos de plantear nuevas metas, nuevos horizontes, promoverlos y buscar los acuerdos políticos y sociales".


PROCESO ABIERTO
Lifschitz reafirmó "la importancia de un debate y de un texto de reforma constitucional que puede ser un motor para el desarrollo, para los cambios, para promover el progreso de la provincia. Nos proponemos un proceso absolutamente transparente, absolutamente abierto a todas las posiciones, a todas las ideas, a todas las posturas, a todas las iniciativas".


En ese sentido, remarcó que el ejecutivo provincial "no tiene un proyecto oficial. Hay buenos antecedentes, sí. Hay un proyecto que presentó en su momento en la Legislatura el exgobernador de la provincia, Jorge Obeid; posteriormente hay un proyecto del también el exgobernador -que hoy nos acompaña-, Hermes Binner. Esos dos proyectos tienen algunas diferencias pero, también, tienen muchas coincidencias".


Además el gobernador indicó que "contamos con la experiencia de dos integrantes de la Suprema Corte de Justicia, santafesinos ambos, como el Dr. (Ricardo) Lorenzetti y el Dr. Horacio Rosatti, que han trabajado mucho sobre estos temas y están absolutamente predispuestos para acompañarnos y proponernos su mirada".


También, Lifschitz sostuvo que "hoy es impensable una reforma de la Constitución sin la participación del ciudadana. Las nuevas herramientas de la tecnología nos dan la posibilidad de abrir espacios amplios para la participación del ciudadano común, para que pueda hacer aportes y sentirse partícipe de este proceso".


LOS TEMAS
El gobernador se refirió a los puntos a abordar para la nueva Constitución e indicó que "no tenemos nada establecido", aunque resaltó que algunos se deben incluir "porque tenemos que adaptar nuestra Carta Magna a lo que establece la Constitución del '94, eso está claro".


Luego se refirió a "otros cambios que tienen un fuerte consenso, que casi no hay que debatirlos demasiado, como por ejemplo, extender el período de los presidentes de comuna de 2 a 4 años; la autonomía de los municipios; o incorporar al texto constitucional el diseño del nuevo Sistema Penal que funciona hoy en la provincia. Después seguramente habrá otros temas".


AFIRMAR EL FEDERALISMO
En la elaboración de la Carta Magna, Lifschitz afirmó la necesidad de "dar un paso en materia de afirmación del federalismo. Hemos delegado muchas cosas en la Nación, quizás demasiadas. Creo que tenemos que recuperar autonomía de la provincia sobre muchos temas", y como ejemplo, recordó que "nos pasamos varios años esperando una autorización de una oficina técnica de la Nación para tomar un empréstito para financiar una obra fundamental como un acueducto".


"Estas cosas tenemos que ponerlas en debate y es un buen momento para hacerlo, para que Santa Fe se ponga adelante nuevamente sobre los planteos de federalismo; es un buen momento para volver a hablar de justicia social, de igualdad, de solidaridad, y que estos valores se expresen en el texto constitucional. Hay que hablar sobre el ambiente –prosiguió el mandatario provincial–, cuando el cambio climático y los impactos ambientales han dejado de ser una amenaza para el futuro y se han convertido en un problema gravísimo, por lo que incorporar la sustentabildad, el cuidado del ambiente y de los recursos naturales aparece como una necesidad; y afirmar la soberanía del Estado y del pueblo sobre los recursos naturales, la tierra, el agua, defender la biodiversidad ante el avance de las grandes corporaciones".


RECONCILIAR LA POLÍTICA CON LA SOCIEDAD
Asimismo, Lifschitz sostuvo que "frente a la degradación de las instituciones y frente a la corrupción, el descreimiento y la desesperanza de los ciudadanos, hay que pensar en afirmar la división de poderes, en reforzar la calidad institucional, la transparencia, de poner límites a la impunidad y discrecionalidad de los poderes públicos; allí tenemos un enorme desafío para reconciliar la política con la sociedad".


"Y cómo no pensar en incorporar las cuestiones de género, de diversidad, los derechos de los pueblos originarios, de los niños, niñas y adolescentes, los Derechos Humanos, la memoria, la biodiversidad, la bioética, los grandes temas del siglo XXI que serán parte de este debate", dijo el gobernador, que además mencionó la idea de "incorporar en Santa Fe la necesidad de reconocer a las regiones, y a ese norte provincial en el que coincidimos en darle prioridad en nuestras estrategias de desarrollo y de gobierno, y por qué no, reconocer eso también en el texto constitucional y reforzar la idea de que esta es una provincia de pequeños productores y empresarios, de pymes, y que queremos defender ese modelo de desarrollo económico".


En el tramo final de su discurso, el mandatario se refirió a la temática de "las nuevas obligaciones de los ciudadanos, no solo las clásicas de los padres con los hijos, también de los adultos para con los adultos mayores, la responsabilidad del Estado para con los adultos mayores, la responsabilidad social de las empresas. Hay una gran cantidad de temáticas que tienen que ver con lo nuevo de la sociedad y sus demandas".


RESPETAR LA VOLUNTAD DE LOS SANTAFESINOS
El mandatario reconoció que en en estos 34 años de democracia los intentos de reforma constitucional, a nivel nacional o de las provincias, siempre han tenido algún nivel de sospecha respecto de sus verdaderas intensiones, especulaciones políticas y personales y aclaró que "desde lo personal quisiera despejar cualquier tipo de duda en ese sentido. Mi vocación es exclusivamente la de poder ser partícipe, de contribuir en este momento y desde este lugar a un debate profundo sobre el futuro de la provincia, y que desde allí podamos construir una provincia mejor".


TIEMPOS PARA LA NUEVA CONSTITUCIÓN
El gobernador indicó que "nuestra idea es aprovechar estos meses hasta fin de año y los primeros de 2017 como un tiempo de debate público, de consensos sociales, de participación ciudadana y también para lograr consenso político".


"Si podemos avanzar en eso podremos analizar la oportunidad para el proceso electoral constituyente y el momento de la realización de la Asamblea Constituyente y del acuerdo, será la fecha que nos permita dejarles una nueva Constitución a los santafesinos", concluyó.


HERRAMIENTA PARA UNA MEJOR SOCIEDAD
El ministro de Gobierno y Reforma del Estado, Pablo Farías, destacó la presencia de todas las autoridades en una convocatoria que "pretende lograr una reforma de la Carta Magna que nos define como Estado, en nuestra organización jurídica y política".


Luego mencionó que "esta iniciativa que ha tenido el gobernador Lifschitz se va a basar en el desarrollo de tres espacios: por un lado las reuniones que ya hemos ido realizando con los representares de los partidos políticos para generar un espacio de consenso político entre las distintas fuerzas; también queremos generar un espacio para que los académicos y los especialistas que están en las universidades, en los institutos, abocados a esta tarea, puedan expresarse y dar contenido a los acuerdos de la reforma; y un tercer ámbito para convocar a toda la ciudadanía a participar de este proceso de la reforma de la Constitución: vamos a hacer consultas, foros para que todos puedan conocer el proceso y puedan brindar su opinión".


"Creemos que a través de estos ámbitos podemos estar dando un debate integral y lograr que la Constitución sea una herramienta fundamental para lograr una mejor sociedad y transformar la realidad que tenemos", finalizó Farías.


EL ACTO
La actividad se realizó en el Salón Blanco de la Casa de Gobierno y Lifschitz estuvo acompañado en el estrado por el ministro de Gobierno y Reforma del Estado, Pablo Farías, y el director provincial de Reforma Política y Constitucional, Oscar Blando.


También estuvieron presentes el presidente de la Cámara de Diputados y exgobernador de Santa Fe, Antonio Bonfatti; el ex gobernador de Santa Fe y diputado nacional, Hermes Binner; el intendente de la ciudad de Santa Fe, José Corral; la intendenta de Rosario, Mónica Fein; el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Rafael Gutiérrez; el presidente de la Confederación Episcopal Argentina y arzobispo de Santa Fe de la Vera Cruz, monseñor José María Arancedo; el fiscal de Estado, Pablo Saccone; el asesor de Gabinete, Juan Carlos Zabalza; el fiscal General, Julio de Olazábal; ministros del Ejecutivo provincial; diputados nacionales; legisladores provinciales; autoridades del Tribunal de Cuentas y de la Defensoría del Pueblo de la provincia; intendentes y presidentes comunales; autoridades provinciales, nacionales y representantes de la organizaciones civiles y no gubernamentales.



Comentarios