Antonio Bonfatti
Lunes 10 de Octubre de 2016

Lifschitz dijo que "hay un gran plan de futuro" para la provincia

El gobernador dijo que eso se ve en las obras viales, en las escuelas y los centros de salud que se están ejecutando. Anunció la repavimentación de Ambrosetti hasta Arrufó. En Reconquista compartió una cena con el ministro del Interior, Rogelio Frigerio

El gobernador de la provincia, Miguel Lifschitz, acompañado por el vicegobernador Carlos Fascendini, participó este lunes de la 3ª fiesta de la Confraternidad Departamental en Arrufó, departamento San Cristóbal, en conmemoración por el día del Respeto por la Diversidad Cultural (que se celebra cada 12 de octubre).

"Esta fiesta es importante porque es una expresión de nuestra cultura, de nuestra música y de nuestras tradiciones; de nuestra cultura del encuentro, hemos hecho un culto de la amistad, de la solidaridad y del compartir, y por eso es un privilegio ser el gobernador de esta provincia, porque sé que cuento con cada uno de ustedes, desde su lugar. Todos tienen una enorme confianza en el futuro y hacen bien lo que saben y con eso aportan a la construcción de una provincia mejor", afirmó el gobernador.

También participaron de la fiesta el presidente comunal de Arrufó, Cristian Piumatti; los ministros de Seguridad, Maximiliano Pullaro, y de Desarrollo Social, Jorge Álvarez; el secretario de Regiones, Municipios y Comunas, Carlos Torres; el secretario de Turismo, Martín Bulos; el senador del departamento, Felipe Michlig; los diputados Clara García, Antonio Bonfatti y Edgardo Martino; y el jefe de la Policía José Luis Amaya; entre otras autoridades provinciales y locales.

En la oportunidad, el gobernador señaló: "Arrufó y el departamento de San Cristóbal están en cada una de las decisiones que tomamos: miramos al interior, al norte y a los pueblos más pequeños de la provincia".

"Sabemos del enorme esfuerzo de trabajo de los pequeños productores –continuó-, empresarios y trabajadores que no bajan nunca los brazos. Siempre Santa Fe sale adelante y la fuerza sale del interior, por eso nuestro reconocimiento a cada uno de los departamentos que integran la provincia".

"Hoy me toca encabezar un gobierno con un gran equipo de trabajo, tenemos un gran plan de futuro para Santa Fe, de desarrollo y de crecimiento, que se ve con las obras públicas que se ven aquí en San Cristóbal: están las máquinas trabajando en la ruta 2, en la 17 y en la 39, y en el acceso a Ambrosetti", detalló.

"También estamos invirtiendo en las escuelas, porque queremos mejor educación para los santafesinos; y en los centros de salud. Esperamos que en los primeros meses del año que viene podamos inaugurar el hospital de Ceres para todos los habitantes del departamento", agregó.

"Trabajamos en seguridad, para combatir el delito, el narcotráfico y la corrupción, porque sabemos qué es lo que tenemos que hacer y de qué lado tenemos que pararnos. Vamos a trabajar codo a codo con el gobierno nacional, porque hay que coordinar esfuerzos", aseguró.

El gobernador, anunció. "Además de esas obras, vamos a repavimentar el tramo de la ruta 39 que va desde el acceso a Ambrosetti hasta Arrufó, y lo vamos a hacer próximamente".

Al comienzo de su discurso, el gobernador destacó además la realización de la fiesta"una iniciativa del senador Felipe Michlig, y un trabajo conjunto de todos los jefes de comuna e intendentes del departamento San Cristóbal".

Por su parte, el presidente comunal agradeció a los presentes y al gobierno de la provincia y al aporte privado para la realización de la fiesta.

El diputado y exgobernador Antonio Bonfatti, en tanto, abogó por terminar con los desencuentros y celebró "por esta fiesta maravillosa que tiene que continuar y ser una política de Estado, de la confraternidad, del encuentro, de compartir y estrecharse las manos".

Finalmente, el senador departamental Felipe Michlig dijo que "esta fiesta tiene que seguir, porque propone hermanarnos, reencontrarnos y dejar de lado los desencuentros".


Con Frigerio en Reconquista
El gobernador compartió la cena de la Fiesta del Surubí, en la ciudad de Reconquista, con el ministro del Interior y Obras Públicas de la Nación, Rogelio Frigerio. Ambos compartieron la mesa, tuvieron un diálogo ameno pero no avanzaron en ningún tema de gestión.

Comentarios