Política
Sábado 18 de Junio de 2016

Lifschitz fustigó al kirchnerismo: "Ya no hay margen para que vuelva"

El gobernador aseguró que la detención de José López fue el golpe de gracia de ese espacio. "Fue una situación bochornosa y brutal de corrupción", afirmó.

El gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, consideró que la detención del ex secretario de Obras Públicas José López fue el golpe de gracia del kirchnerismo, por lo que concluyó que "ya no hay margen para que vuelva" al poder ese sector del peronismo.

"Fue una situación bochornosa y brutal de corrupción que no hace más que mostrar una realidad de corrupción sistémica y generalizada que se construyó en la Argentina de la última década", opinó el mandatario provincial sobre la detención de López mientras intentaba ingresar dólares a un monasterio bonaerense. Sin embargo, advirtió que "antes de esto, el proyecto kirchnerista ya estaba absolutamente agotado, porque la realidad mostró su inviabilidad y la sociedad le bajó la persiana".

Consultado en una entrevista que publica hoy el diario Clarín sobre si lo de López fue el golpe de gracia para el kirchnerismo, respondió: "En absoluto. Después de esto ya no hay margen para que vuelva...".

En cuanto al presente del peronismo, opinó que está en "una situación compleja" porque -resaltó- "le va a costar mucho reconfigurarse y recuperar un protagonismo nacional".

"Al peronismo de los gobernadores lo veo sin liderazgo. Y, por otra parte, el kirchnerismo, que fue su motor en los últimos años, definitivamente ya no tiene margen para cumplir con su promesa de volver", apuntó.