Santa Fe
Lunes 19 de Septiembre de 2016

Lifschitz les pidió a sus ministros que "escuchen el mensaje de la gente"

El gobernador convocó este lunes a una reunión de gabinete ampliado en la cual les solicitó a sus funcionarios mayor agilidad en las gestiones. Junto a Nación anunció viviendas para Rosario

El gobernador Miguel Lifschitz convocó, este lunes, una reunión de gabinete ampliado en el Salón Blanco de Casa de Gobierno. En la cita estuvieron gran parte de los funcionarios de primera y segunda línea –ministros, secretarios de Estado y sus colaboradores más cercanos– del gobierno. En la ocasión, el mandatario santafesino aprovechó para bajar un fuerte mensaje hacia sus funcionarios donde les pidió "mayor agilidad" y "más velocidad" para dar las respuestas que requiere la gestión.
Además, el titular del Ejecutivo provincial en su discurso hizo especial hincapié en la necesidad de que todos los funcionarios provinciales "escuchen con claridad el mensaje de la gente".

El inicio de gestión no fue fácil. Lifschitz tuvo que enfrentar una crisis hídrica que no solo tuvo un impacto social con miles de evacuados durante meses, sino que también las lluvias significaron un golpe al sector productivo que irremediablemente cambió los planes que el gobernador tenía para los primeros días de su gestión.
Por otra parte, a fines de agosto y principios de este mes los rosarinos salieron a la calle a pedir justicia y seguridad. Los altos índices de homicidios y otro tipo de delitos como arrebatos y entraderas empezaron a hacer mella. Hubo cruces mediáticos con el Poder Judicial y con el gobierno nacional que parecen haber sido superados –al menos en parte– para empezar a trabajar en forma coordinada.
Embed

Una lectura que se puede hacer de las multitudinarias marchas es que si la gente sale a la calle es para hacerse oír. Precisamente eso fue lo que Lifschitz les pidió este lunes a todos sus funcionarios, y no solo a los de Seguridad: que escuchen. Además, el gobernador quiere que su gestión vuelva a tomar un protagonismo que le permita volver a marcar la agenda política con temas como la reforma de la Constitución, algo que en los últimos días pasó claramente a un segundo plano. Para eso necesitará que cada uno de sus funcionarios redoble sus esfuerzos, algo que también fue planteado este lunes.

Un plan de viviendas "inédito"
El gobernador Miguel Lifschitz, la intendenta rosarina Mónica Fein, el secretario de Hábitat de Santa Fe, Diego Leone; el secretario de Vivienda y Hábitat de la Nación, Domingo Amaya, y otras autoridades presentaron el plan que contempla la construcción de 630 viviendas en Rosario (ver aparte). La obra beneficiará a unos tres mil rosarinos, demandará una inversión de casi $590 millones y su plazo de ejecución será de 12 meses.

Leone, destacó este lunes el "inédito" plan que contempla la ejecución de 630 viviendas en Rosario. "Obra pública de calidad, inclusión social y empleo", dijo el funcionario provincial. "La política de vivienda no es una política cualquiera, sino que es estratégica, y apunta al corazón de la exclusión social con el fin de integrar a muchos ciudadanos a la comunidad", dijo Lifschitz, y añadió: "La falta de vivienda es el primer elemento de discriminación y exclusión, por eso es fundamental, además de generar trabajo y mejorar los servicios, que podamos como Estado garantizarle a cada familia un techo propio digno".

Lifschitz remarcó que "a mediano y largo plazo, la vivienda va a ser mejor respuesta a la violencia e inseguridad que la Gendarmería y la policía", y explicó: "Cuando hablamos de violencia y de inseguridad, también tenemos que hablar de vivienda, porque no está desconectada una situación de la otra. Nuestra provincia, lamentablemente, durante más de una década fue discriminada en relación a la distribución de recursos nacionales para la vivienda social, y eso también tiene un impacto sobre las condiciones en que viven muchas familias en los conurbanos de Rosario, de Santa Fe y de Villa Gobernador Gálvez. Por eso buscamos tener un abordaje integral sobre la problemática de la violencia y la inseguridad".

Por su parte, en declaraciones a LT8, Leone explicó que existe un déficit "cuantitativo y cualitativo de 120 mil viviendas". Para llevarlo adelante, el plan fue separado en dos partes. "Primero de viviendas que nos están faltando y después tenemos mejoras en infraestructura para los hogares existentes, una meta que podemos alcanzar", aseguróLeone.

"Tenemos que aclarar que en los últimos ocho años la provincia de Santa Fe no recibió fondos federales para la ejecución de viviendas, esto nos hizo poner en un desfase de unas 40 mil viviendas, y este convenio federal que hoy estamos firmando es para subsanar ese déficit", expresó.
Leone, por otra parte, indicó cómo se repartirán las 120 mil viviendas. "Esa es la cantidad para toda la provincia, la mitad es para las dos grandes ciudades, y el resto para otras cuatro ciudades de la provincia de cien mil habitantes y para el resto de las poblaciones", indicó.


Comentarios