Política
Viernes 11 de Diciembre de 2015

Lifschitz recibió los atributos del mando en una emotiva ceremonia en la Casa Gris

El flamante gobernador recibió el bastón de mando y la banda de gobernador. El exintendente de Rosario gestionará la provincia durante los próximos cuatro años. El padre Ignacio le envió un cordial mensaje de bienvenida en su nueva gestión. 

El gobernador de la provincia, Miguel Lifschitz, recibió este viernes los atributos de mando en un acto realizado en un colmado Salón Blanco de la Casa de Gobierno de Santa Fe.
El gobernador saliente y presidente de la Cámara de Diputados de la provincia, Antonio Bonfatti, entregó a Lifschitz la banda y el bastón en la ceremonia que contó, además, con la presencia del vicegobernador Carlos Fascendini, los gabinetes de ministros entrantes y salientes; representantes de la Corte Suprema de Justicia de la Provincia; el presidente de la Conferencia Episcopal Argentina y Arzobispo de Santa Fe, José María Arancedo; autoridades, intendentes, presidentes comunales y legisladores provinciales y nacionales, entre otros.
Asimismo, Lifschitz entregó a su antecesor una réplica de la banda y el bastón que Antonio Bonfatti utilizó durante su gestión.
En el acto también se leyó una carta enviada por el padre Ignacio Periés y en el tramo final de la ceremonia la escribana Mayor de gobierno hizo lectura del acta de traspaso de atributos, que luego fue rubricada por Lifschitz y Bonfatti.

“UN ESPACIO DE CONSENSO, DE DIÁLOGO Y ARTICULACIÓN”
“Estoy asumiendo el desafío político más importante que me ha tocado en mi extensa trayectoria política, y lo hago en un momento de grandes expectativas en el país y la provincia, de sueños incumplidos que los argentinos nuevamente empezamos a renovar”, dijo Miguel Lifschitz en su discurso.
Allí se refirió al “extraordinario capital humano y capital social que han construido los santafesinos a lo largo de muchas décadas y que hoy son la base más importante para soñar un futuro mejor en esta etapa que comienza”.
El mandatario provincial convocó a “trabajar juntos, a aportar lo mejor de nosotros, cada uno desde su lugar. Todos podemos ser parte de un proyecto colectivo, aún desde nuestras diferencias, porque esas diferencias terminan enriqueciendo el trabajo que tenemos que hacer, nos dan mayor amplitud de miras y nos permiten soñar el futuro con mayor integralidad y multiplicidad de miradas y voces. Esa es hoy la única manera de pensar el gobierno, pero también con ideas claras y objetivos concretos, para que podamos aprovechar el tiempo en realizaciones, logros y obras que mejoren la vida de la gente”.
Lifschitz también brindó un reconocimiento a “la gran gestión que hizo Antonio (Bonfatti), porque nos deja un gobierno en marcha y nos ha facilitado las cosas”, y mencionó que “vamos a encontrar muchas obras que están ejecutándose y a las que seguramente yo les voy a poner el broche final y las voy a inaugurar, y cada vez que lo haga voy a recordar que hubo un gran gobernador, y antes hubo otro que inició este camino, como Hermes Binner, así que a ambos mi reconocimiento”.
Finalmente, y al igual que en el discurso brindado ante la Asamblea Legislativa, Miguel Lifschitz insistió en que “pueden contar conmigo para todo. Pongo mi vida y todo lo que soy, todo lo que tengo, mi experiencia y mi capital político a disposición de cada uno de los santafesinos”.

Fuente: Secretaría Comunicación Social.


 

Comentarios