Santa Fe
Viernes 28 de Julio de 2017

Lifschitz se sumó al timbreo y sorprendió a una pareja que tuvo trillizos

El gobernador de Santa Fe visitó a Damaris y Lucas, los padres de tres chicos que nacieron once meses atrás, para ofrecerles ayuda. "Vengo a ver a los trillis", les digo Lifschitz cuando le abrieron la puerta de la casa

La moda del timbreo llegó a Santa Fe. Si bien es una estrategia de Cambiemos, alentada por su gurú mediático Durán Barba, el socialismo no dudó en adoptarla. Y lo hizo justo ahora que la política está convulsionada por la campaña con vistas a las elecciones primarias del próximo domingo 13 de agosto.
Lo hizo el gobernador Miguel Lifschitz, como el pasado mayo el presidente Mauricio Macri, quien hizo un alto en una visita oficial a la provincia para visitar a Alejandro Farías, un humilde vendedor de torta asada de Cuatro Esquinas que le había escrito una carta en la que le mandaba 100 pesos para ayudar al gobierno.
Lifschitz visitó en la vecina ciudad de Serodino a a una pareja trabajadora, Damaris y Lucas, quienes once meses atrás tuvieron trillizos, una bendición que les trabajo gran alegría pero también incertidumbre ante el desafío que representa para ellos poder ofrecerles el futuro con el que sueñan para los pequeños.
Llegó en silencio, discretamente, y lo más asombroso, sin la usual compañía mediática que lo rodea en estos tiempos de inauguraciones y anuncios de obras que ilusionen a los santafesinos. Lo acompañó el senador provincial del Departamento Iriondo, Hugo Rasetto, quien enteró del caso al mandatario provincial y lo alentó a ayudar a la familia.
"Hugo nos había dicho que iba a venir a casa y cerca de las 10.30 vi que paró un auto. Le dije a mi señora que era el Senador pero cuando abrí la puerta vi al Gobernador y me dijo 'Lucas, vengo a ver los trillis. Yo me quedé tildado, no me lo esperaba`", contó al portal Infomás Noticias el papá de los chiquilines que miraban sin entender qué pasaba.
"Nos preguntó todo sobre los chicos, le contamos lo que vivimos en el nacimiento y nos ofreció su ayuda para cuando necesitemos. Nosotros le dijimos que no estamos acostumbrados a pedir, si llega la ayuda que sea para los bebés, nada mas que para ellos", relató Lucas, quien compartió con el gobernador una torta recién hecha por su esposa.
Gamaliel, Jonatan y Natanael cumplirán el próximo 12 de agosto un año. Fue una sorpresa para todos, inclusive para los médicos que, cuando nacieron en el Sanatorio Español de Rosario, les contaron que "fue un caso especial, dos de ellos son gemelos".
"El gobernador se sintió muy contento, estaba anonadado con los chicos", contó Lucas, sin poder ocultar su emoción, y agregó: "Nosotros damos gracias a Hugo que se puso a disposición desde el primer momento porque sabía que era un caso muy complejo y nosotros somos una familia humilde. Gracias a él estuvo el gobernador y trajeron ayuda para los bebés. Estamos muy agradecidos".