Santa Fe
Domingo 09 de Octubre de 2016

Lifschitz unificará los organismos policiales que investigan delitos graves

El cambio incluye a la Dirección de Prevención y Control de Adicciones y la PDI. Busca más eficiencia en la lucha contra el narcotráfico.

El gobierno de Santa Fe unificará todas las áreas de investigación de la policía provincial bajo un mismo mando, y al mismo tiempo le dará una nueva estructura y ampliará la Unidad de Asuntos Internos. Con la primera medida persigue mejores resultados en la lucha contra el narcotráfico y el narcomenudeo, y con la otra busca aumentar los controles sobre los propios efectivos policiales para evitar su complicidad o participación en aquellos delitos.

En el primer caso, la idea es unir a la Dirección de Prevención y Control de Adicciones, que se dedica a investigar casos de narcotráfico y narcomenudeo, con la Policía de Investigaciones (PDI), que enfoca sus pesquisas en delitos complejos no necesariamente vinculados a la venta de drogas. Y sumarle la Dirección Especial de Prevención y Sanción del Delito de Trata de Personas.

La idea es dotar de mayor eficiencia a las oficinas policiales que deben perseguir el narcotráfico en la provincia. Para eso habrá un comando unificado y más efectivos.

Quien impulsa esta unificación, que necesariamente implicará cambios en la estructura actual de la cuestionada policía provincial, es el gobernador de la provincia, Miguel Lifschitz. Su idea es también aprovechar los avances y el buen clima alcanzados en los últimos días con el gobierno de la Nación luego de semanas de tensión para avanzar en la coordinación con las fuerzas federales en el intento por obtener más y mejores resultados en la lucha contra el narcotráfico.

De hecho, ese clima favorable allanó en los últimos días un acuerdo con el gobierno del presidente Mauricio Macri para abrir en la provincia una oficina de la Procuradoría de Narcocriminalidad (Procunar), que depende del Ministerio Público Fiscal. Este organismo centra su actividad en la persecución del narcotráfico y sus delitos conexos, entre ellos el lavado de dinero. Pronto la Nación pondrá a un equipo del Procunar a trabajar específicamente en Rosario.

La intención de unificar áreas de la policía que se dedican a investigar y hacer inteligencia sobre distintos delitos provocará cambios en la estructura orgánica de la policía provincial. Esas modificaciones aún no están definidas, pero Lifschitz tiene la intención de acelerarlos porque busca resultados y quiere mostrarlos cuanto antes.

El propio gobernador se lo admitió a La Capital. "Estamos trabajando con el Ministro de Seguridad y con el jefe de Policía de la provincia en la idea de unificar todas las áreas de investigaciones, incluida la actual Dirección de Prevención y Control de Adicciones, bajo un mismo mando", aseguró.

– ¿Cuál es el objetivo de esa unificación, qué resultados cree que lograría con ella?

– La idea es permitir una mayor integración y coordinación de las investigaciones de narcotráfico con otros delitos, como homicidios, trata o robos.

Los cambios se estudian desde hace días bajo el mayor sigilo, al punto que muy pocos funcionarios, incluidos muchos de ellos del Ministerio de Seguridad de la provincia, conocían hasta ayer este plan. Una de las pocas excepciones es el ministro del área, Maximiliano Pullaro. Lifschitz quiere concretar los cambios antes de fin de año, para cumplir con compromisos asumidos con el gobierno central.

"El gobernador está convencido de que es necesario avanzar en el camino de la unificación de los organismos de investigación de la policía y en el fortalecimiento del trabajo conjunto, tanto con las fuerzas federales como con los jueces de esa jurisdicción", comentó un vocero oficial de la Casa Gris.

Lo que surge claro en los últimos días es que Lifschitz asumió personalmente la supervisión de las políticas destinadas a combatir el delito y reducir los índices de criminalidad en la provincia. Es más: desde el desembarco en Santa Fe de las fuerzas federales, el mandatario monitorea personalmente el avance y la implementación en la práctica de los acuerdos con la Nación.

Más cambios. Pero el mandatario , dicen, tiene otra obsesión: "Quiere lograr mayor presencia y acción de la policía provincial en la persecución de las organizaciones delictivas vinculadas al narcotráfico que operan en nuestro territorio", aseguró otra fuente del gobierno provincial.

Por eso es que apura cambios en la estructura policial. Es en ese marco que proyecta unificar organismos que investigan delitos, sin importar cuál sea su naturaleza. La idea, sin embargo, es enfocarse en el narcotráfico y sobre todo en el narcomenudeo, el delito que golpea con ferocidad los barrios más vulnerables de Rosario, Santa Fe y otras ciudades.

"Necesitamos jerarquizar el área que se dedica a las investigaciones con más efectivos, especialmente seleccionados y entrenados para dar respuesta a las mayores demandas de intervención e investigación que provendrán del trabajo conjunto con Nación y la Justicia Federal, y con la puesta en marcha de la Oficina conjunta de la Procunar", dijo Lifschitz a este diario.

Comentarios