Santa Fe
Jueves 13 de Octubre de 2016

Lifschitz volvió a bajarle el pulgar al bono de fin de año

Aseguró que no está presupuestado y que ninguna provincia lo tiene previsto. Dijo que tratará de dar ayuda social a los sectores más postergados

El gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, aseguró este jueves que si no recibe una ayuda financiera extra de la Nación "difícilmente" pueda afrontar el pago de un bono navideño a los empleados estatales y aseguró que "ninguna provincia" tiene previsto otorgar ese beneficio.

Lifschitz salió así a advertir a la administración de Mauricio Macri que no podrá seguir la línea determinada con el reciente anuncio de medidas como el pago de un bono de 1.000 pesos para los jubilados y beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH).

El gobierno nacional formalizó este jueves la convocatoria a gremios y empresarios al llamado Diálogo para la Producción y el Trabajo, por el que habrá una reunión la semana próxima para determinar allí el pago de un bono al sector privado.


"Nosotros no lo tenemos presupuestado. No está dentro de las previsiones. Creo que ninguna provincia lo tiene previsto. Vamos a tratar de dar ayuda a sectores sociales más postergados pero difícilmente podamos atender este tipo de demandas", dijo.
El mandatario santafesino envió un mensaje a la Casa Rosada y, a la vez, a los empleados estatales de la provincia que piden que su gestión pague el mismo bono que la CGT acuerde la semana que viene con los empresarios, con el gobierno como árbitro.

Lifschitz se comprometió a respetar el acuerdo paritario firmado a principios de año con la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN) y la Asociación Trabajadores del Estado (ATE), que resolvió un incremento salarial del 32 por ciento para este año.

Sin conflictos sociales
Por otra parte, Lifschitz sostuvo que hay que "darle más tiempo" al gobierno de Mauricio Macri para que se pueda " visualizar con mayor claridad el rumbo que va a tomar el país" y dijo que no observa "señales de alarma en términos de conflictividad social" que proyecten un fin de año complejo.

Embed

"Me parece que es un tiempo de transición donde han habido aciertos, algunos errores, que en parte se fueron corrigiendo sobre la marcha", afirmó Lifschitz, en declaraciones a Télam, al trazar un balance global sobre los primeros 10 meses de gestión de Macri.

Sobre la proyección de un fin de año razonablemente tranquilo, el gobernador respondió "creo que sí" y señaló que "si bien hay situaciones difíciles en determinados sectores, me parece que la expectativa positiva ayuda a que se pueda transitar ese tiempo sin mayores conflictos".

En cuanto a la marcha de la administración nacional en lo que va del año, observó que "han sido meses difíciles porque al Gobierno me parece que le costó tomar las riendas de un país complicado, una economía muy difícil, en una situación compleja desde el relacionamiento con los organismos multilaterales de crédito, con un aislamiento a nivel internacional, con problemas sociales muy complejos".

Comentarios