mundo
Lunes 11 de Abril de 2016

Llevaron una granada como prueba a un juicio y estalló

"Me niego a que mis hijos sean influenciados de manera negativa, a que contacten desconocidos, y tengan problemas en la escuela por el móvil", dice la mujer mientras dispara. Mirá el video.

Suspender el uso de teléfonos móviles y demás dispositivos electrónicos a los hijos es un castigo que aplican comúnmente los padres. Sin embargo, una madre estadounidense ha ido aún más lejos en su intento por controlar la adicción a las redes sociales de los más pequeños.

En el video, que se ha vuelto viral en Internet, se ve a la mujer estadounidense, identificada como una "madre del sur" que, escopeta en mano, denuncia "los efectos que tienen las redes sociales" en sus hijos, "su desobediencia y su falta de respeto" para, acto seguido, apuntar su arma contra un iPhone colocado sobre un tronco a unos metros de distancia.
Con una puntería perfecta, hace volar el celular en pedazos, mientras pide al hombre que graba la escena que coloque de nuevo las piezas en el tronco.
"También reivindico mi papel como padre de familia", señala la mujer, agregando seguidamente: "Me niego a ser ofendida, me niego a ser desobedecida". 
La cámara enfoca a tres jóvenes que parecen ser sus hijos –dos chicos y una chica– que no pueden creer lo que ven. 
"La vida de mis hijos es más importante para mí que cualquier aparato electrónico en esta Tierra. Me niego a que sean influenciados de manera negativa, a que se pongan en contacto con gente que no conocen, y a que tengan problemas en la escuela por usar el móvil", continúa.
Al final del video que, paradójicamente, fue compartido a través de las redes sociales, la mujer vuelve a disparar su escopeta, destrozando aún más lo que queda del teléfono, para luego rematarlo con un mazo antes de gritar: "¡Ya he terminado!". 

Mirá el video

Comentarios