Ovación
Lunes 07 de Diciembre de 2015

Lo esperan para negociar

Cristian Bragarnik tendrá un papel preponderante en el armado del Unión 2016. El empresario llegaría este martes a nuestra ciudad para tratar distintas renovaciones.

Siempre se dijo que este tiempo es de los dirigentes y cuerpos técnicos. Fundamentalmente son los primeros los que deben resignar su tiempo libre, vacaciones armadas o lo que sea para meterse en el mercado de pases del fútbol argentino.
Lo primero que se propuso el presidente de Unión, Luis Spahn, afortunadamente para todos los hinchas lo cristalizó a pocas horas de que el equipo sea eliminado contra Aldosivi de Mar del Plata.  Es que logró la renovación del contrato del entrenador Leonardo Madelón hasta 2017. Era el punto de partida para continuar un proceso exitoso que empezó a tener resultados positivos en el segundo semestre de 2014.
Desde el mismo momento que se sentó el orientador con los referentes dirigenciales, sus premisas eran varias de atrás para adelante. Siempre en el marco de un presupuesto coherente y en un libro de pases que se movió tímidamente, la apuesta es conseguir la renovaciones de los dos marcadores centrales: Rolando García Guerreño y Leonardo Sánchez.

Nombre de moda
Cristian Bragarnik era conocido por esta parte del país cuando tuvo una estrecha vinculación en el mandato de Germán Lerche como presidente de Colón y mientras estuvo como DT Antonio Mohamed. Apenas unos años después, su crecimiento en cantidad de jugadores (muchos de ellos importantes) en Unión es digno de destacar.
El actual representante de Madelón también maneja los contratos de Rolando García Guerreño y Diego Villar, por citar a dos de las caras nuevas que llegaron al club, que tienen ofertas de otros clubes y que también el club Tatengue pretende renovarles los vínculos por expreso pedido del conductor.
Ya se mencionó en su momento que Rolando García Guerreño fue tentado por Olimpia de Paraguay y su situación para seguir o irse se resolvería antes del jueves. El caso de Diego Villar puede esperar un poco más, aunque un par de clubes de Primera ya empezó a preguntar la situación de Pipa.

Figurita codiciada
Ignacio Malcorra también cuenta con la representación de Bragarnik. El contrato de Nacho será uno de los más difíciles de extender, puesto que su excelente temporada lo pone en el candelero nacional e internacional. Para Madelón es pieza fundamental en su estructura, pero la alta cotización podría ser una barrera infranqueable para Spahn y compañía.

Se fue sin novedades
El viernes abandonó la ciudad Leonardo Sánchez y como se mencionó día a día en Ovación, la intención del futbolista es establecerse definitivamente en un lugar por su familia con un contrato de larga duración. 
El zaguero tiene 29 años y desde su llegada ayudó al equipo a ir para arriba, dándole suma jerarquía al plantel de Madelón.
A varios ofrecimientos del fútbol nacional y sudamericano, Sánchez también tendría una jugosa propuesta para jugar en la MLS de Estados Unidos. De todos modos, Sánchez de acuerdo a lo averiguado, intentará con su representante llegar a un acuerdo para continuar en Unión porque siempre ponderó el trato dirigencial y obviamente la relación con los hinchas.

Danza de nombres
Como cada mercado invernal o de verano, nuevamente se deslizó la posibilidad del retorno de Ignacio Canuto a la entidad rojiblanca.
Tato viene en los últimos años con poco protagonismo, tanto en Tigre como en el León de México.
Asimismo, una de las alternativas en caso de que no pueda continuar la dupla de zagueros es Renzo Gonzalo Vera. El ex-Unión finaliza su vínculo con San Martín de San Juan, equipo en el cual fue uno de los pilares en la extrema defensa.
En el club cuyano jugaron varios de los futbolistas que pretende, o al menos tiene en carpeta, la dirigencia para sumar caras nuevas el año entrante.
Uno de ellos es José Luis Gómez, defensor santiagueño de 22 años que terminó jugando como titular en la formación que condujo técnicamente Carlos Mayor (en total disputó 29 encuentros).
El otro futbolista que sería del agrado por parte del cuerpo técnico Tatengue es Eric Aparicio, autor del gol frente a Arsenal para dejar al Prócer en la Liguilla Sudamericana (después quedaría eliminado frente a Gimnasia por 5-1). Este delantero nació en Glew el 25 de enero de 1990 y estuvo presente en 19 partidos con el Verdinegro.
Sin embargo, hay otro nombre que seduce a muchos, que también jugó en San Martín (SJ), pero que por el momento los dirigentes lograron mantener en reserva.

Comentarios