Martes 06 de Septiembre de 2016

"Lo tomamos como un don particular, que nos renueva la Fe y nos emociona"

Con estas palabras, el Padre Olidio Panigo confirmó la aparición de la imagen de la Virgen de Guadalupe en la hostia consagrada que se encontraba expuesta para su adoración en la capilla en la Casa de Retiro de Guadalupe.

En la mañana de este martes, el Padre Olidio Panigo, párroco de la Basílica de Guadalupe, confirmó la aparición de la imagen de la Virgen de Guadalupe en una hostia consagrada de la cual fue testigo.
Ocurrió este fin de semana, en dos oportunidades, en el Santísimo Sacramento que se encontraba expuesto en para su adoración en la capilla de la "Casa de Retiro" del viejo Seminario de Guadalupe durante un retiro espiritual y vocacional de hombres.

Embed

"El sábado por la mañana cuando yo llego a la Basílica me vienen a buscar y me dicen que había aparecido la imagen de la Virgen. La verdad que yo soy un poco escéptico de este tipo de manifestaciones extraordinarias; pero fui y no podía negar que se reflejaba la imagen de la Virgen en la hostia", contó Panigo en diálogo con Aire de Santa Fe.

Embed

Ante la duda de la veracidad de la manifestación, el párroco reconoció que "justo había un cuadro de la imagen de la Virgen de Guadalupe en la pared de atrás" y por esa razón se puso a "mirar y probar" si se reflejaba, "pero no tenía nada que ver con eso", afirmó.
No obstante, sostuvo que los entre 70 y 80 hombres que participaban del retiro coincidieron en que veían la imagen de la Virgen e Guadalupe. "Se los invitó a pasar a cada uno y no les dije nada de qué era lo que iban a ver, para que no vayan sugestionados esperando ver una determinada imagen. Y cuando salían, todos estaban convencidos de que era la imagen de la Virgen, emocionados", comentó Panigo.
El padre también contó que ese sábado por la mañana tomó una foto del Santísimo, entes de ir a la Basílica, para ver cómo estaba y aseguró que "no se veía nada" reflejado en la hostia consagrada, donde más tarde la imagen de la Virgen se presentó. "A las 10.30 es cuando yo llego y se ve con mayor claridad y después se vio hasta la tarde donde luego comenzó como a desdibujarse. El domingo a las 9 de la mañana fue cuando se vio con mayor claridad la Virgen", insistió.

Embed

La hostia como tal hoy se encuentra guardada en la Capilla de la Casa de Retiros. "La hostia en sí misma no tiene nada en particular, ni nada en especial", indicó el párroco.

El mensaje
"Pasó el sábado y el domingo", confirmó el párroco. En este sentido indicó que esta mañana se reunió con Monseñor José María Arancedo para tratar el tema. "Nos reunimos, porque esto se viralizó y toda la comunidad se enteró, y nos parecía que teníamos que salir a aclararlo. No es algo que tengamos que tomarlo como un milagro para hacerlo público. Sí lo tomamos como un don particular que se nos ha dado, que nos renueva la Fe y nos emociona; pero que también tiene que comprometernos en nuestra vida de cada día para descubrir a Dios", sentenció.

Embed

Consultado respecto del mensaje que esta aparición podría dar, Panigo reparó en que "puede ser una llamada a detenernos un poco". "Seguramente si yo estaba ahí no lo iba a ver porque iba a estar ocupado, lo vieron los que estaban detenidos rezando. Yo creo que Dios nos da un montón de signos, desde la salida del sol todos los días y las cosas simples, y tenemos que buscar los momentos para parar y apreciarlos", finalizó.