Policiales
Sábado 26 de Diciembre de 2015

Locura total: paciente abandonó su camilla y rompió vidrios en el hospital Cullen

Ocurrió este viernes en las primeras horas de la tarde en la sala de guardia del nosocomio público. Un paciente se quitó una sonda, bajó de la camilla, escapó y rompió vidrios a su paso en el hall de la admisión hospitalaria. 

Este viernes, durante las primeras horas de la tarde, un irascible paciente de 23 años, identificado como M. E. B. de 23 años, quien llegó herido y acompañado por sus familiares directos, y que fue atendido por médicos y por enfermeras de la Emergentología del hospital Cullen, abandonó violentamente la camilla en la que estaba siendo asistido, se arrancó una sonda aplicada por los profesionales, y como remate de la situación, rompió un vidrio y mobiliario de la admisión hospitalaria ante la estupefacta mirada de los trabajadores de la salud del nosocomio público.

Preocupación
La novedad sobre el suceso fue informada a la dirección del hospital Cullen, cuyas autoridades inmediatamente se presentaron en el lugar para abordar el asunto. Constataron que estaban presentes los agentes policiales del Destacamento N° 11 del efector público de salud, pero que el suceso desbordó toda contención por la extraordinaria violencia. 
Convocarán a una urgente reunión
Diario UNO de Santa Fe dialogó con el secretario adjunto de AMRA, que es el gremio de los médicos de la República Argentina, doctor Néstor Rossi, que no solamente confirmó el suceso en toda su magnitud y gravedad, sino que además, agradeció la preocupación de la dirección del hospital Cullen, reconoció la presencia policial desbordada en este caso en particular, y que además dijo que la semana entrante invitarán a las máximas autoridades de los ministerios de Salud y de Seguridad provincial para mantener una reunión en la que puedan ser afinados detalles sobre funcionamiento del servicio médico e ingreso de familiares al interior del hospital cuando son atendidos los pacientes. 
Identificado y buscado por la Policía
El policía de guardia informó lo sucedido a la jefatura de la UR 1° La Capital, Región 3°, y éstos hicieron lo propio con el fiscal en turno del Ministerio Público de la Acusación, y desde entonces el irascible paciente que produjo los daños cuando abandonó el hospital Cullen, y que fue identificado como M. E. B. de 23 años, es intensamente buscado en los barrios del noroeste de la capital santafesina.
Juan Trento / policiales@uno.com.ar
 

Comentarios