José López
Martes 28 de Junio de 2016

López llamó varias veces al convento antes de ir y lanzar los millones

El análisis del celular del ex funcionario revela que habría mantenido por lo menos 40 contactos en las 24 horas previas a su llegada al lugar.

Un celular del ex secretario de Obras Públicas José López registró al menos 40 comunicaciones las últimas 24 horas antes de ser detenido en un convento de General Rodríguez, cuando cargaba bolsos con 9 millones de dólares y un arma de guerra. De hecho, algunos de esos contactos fueron con una línea al monasterio y otras a un teléfono que estaría a nombre de la hermana Alba, integrante de esa orden religiosa.

Los datos surgen del análisis de uno de los teléfonos del ex funcionario, ahora detenido en la cárcel de Ezeiza por portación ilegal de arma y presunto enriquecimiento ilícito, que registró varios llamados entrantes y salientes durante las horas previas al hecho.

En tanto, en las otras comunicaciones todavía no se pudo establecer identidad, por lo que el fiscal federal Federico Delgado ya reclamó a las compañías telefónicas las titularidades de las líneas.

Paralelamente, las antenas telefónicas analizadas hasta el momento registran que López, horas previas al hecho, viajó desde su casa de Dique Luján, en el partido de Tigre, al edificio que la familia del ex funcionario tiene en Recoleta. Y luego volvió, incluso pasando por zonas de Benavídez y Nordelta.

Esta semana es posible que se conozcan más detalles de los contactos telefónicos de López entre el 13 y 14 de junio pasados.

Poco antes de llegar al convento del Gran Buenos Aires, López recibió un llamado desde Recoleta, presumiblemente de su esposa.

El teléfono desde el que lo ubicaron está a nombre del ex funcionario y el llamado fue realizado en la zona en la que vive su familia, en la porteña avenida Las Heras.

El llamado fue a las 3.16 del 14 de junio, según un primer cruce entre los datos de ese teléfono, investigado en la vieja causa que se le seguía a López por enriquecimiento ilícito, y uno de los celulares que la Policía Bonaerense encontró esa noche en su camioneta Chevrolet Meriva estacionada frente al monasterio de General Rodríguez.

Además, el teléfono desde el que lo llamaron tiene cinco cruces con el de línea del convento y un celular que supuestamente usaría la hermana Alba, de 94 años y presunta discapacitada auditiva.

También se espera que el juez Daniel Rafecas resuelva sobre el fin de semana la situación procesal del ex funcionario. En tribunales es vox populi que el magistrado lo procesará con prisión preventiva.

La abogada Fernanda Herrera, defensora del ex secretario de Obras Públicas, quien fue detenido con 9 millones de dólares en su poder, aseguró que su cliente "va a declarar" ante la Justicia y reveló que le señaló la posibilidad de usar la figura del arrepentido en la causa en la que está involucrado.

La letrada afirmó que, tras visitarlo el sábado pasado en un pabellón psiquiátrico del penal de Ezeiza, lo notó "descompensado" ya que se encontraba "muy medicado".

Herrera también reveló que con López habló "sobre la figura del arrepentido" que podría utilizar en su declaración, pero advirtió que decidir si optará por ese beneficio "ya es parte de su voluntad".

López fue detenido en la madrugada del 14 de junio, cuando los efectivos de la Departamental de General Rodríguez de la Bonaerense concurrieron en dos móviles al monasterio a raíz del llamado de un vecino al teléfono de emergencias 911.

Empresarios se despegan

El presidente de la Cámara Argentina de la Construcción (CAC), Juan Chediack, y el ex jefe de la Unión Industrial Argentina (UIA) Héctor Méndez aseguraron ayer ante la Justicia que "no les consta" la existencia de "retornos" en la asignación de obras públicas durante el kirchnerismo.

Chediack y Méndez habían declarado al periodismo, la semana pasada, que en las concesiones de obras públicas durante el gobierno de Cristina Kirchner hubo corrupción, pagos adelantados a las empresas de Lázaro Báez y que la presidenta sabía de esas irregularidades.

Por eso, el fiscal federal Federico Delgado, quien tiene a su cargo la investigación por enriquecimiento ilícito del detenido ex secretario de Obras Públicas José López, les tomó declaración testimonial a ambos empresarios.

Delgado les preguntó a los testigos si sabían de la existencia de coimas a funcionarios mientras López se desempeñó como secretario de Obras Públicas, entre 2003 y 2015, y ambos contestaron lo mismo: "No me consta".

"Lo que dije en declaraciones radiales es que queda en claro que a las empresas del grupo Austral o de Lázaro Báez se les pagaba en forma distinta al resto de los contratistas en términos más cortos y, aparentemente, con anticipo", testificó Chediack.



Comentarios